Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 CROACIA-ESPAÑA

París retransmite a ritmo de rock y música clásica el Croacia-España


Miércoles, 22 Junio 2016 01:59

Una experiencia única, original y casi improbable ofreció hoy la Alcaldía de París al público de la Filarmónica: el partido España-Croacia acompañado y animado por la orquesta sinfónica del conservatorio de la capital francesa.

Una pantalla gigante que se instaló en la Gran sala de la Filarmónica y proyectó el encuentro al tiempo que la orquesta y un grupo de rock comentaban en directo el partido, en el que los croatas se impusieron por 2-1.

La experiencia, según algunos asistentes, resultó un poco "surrealista", pues en el escenario se encontraban los miembros de la orquesta en su posición convencional, de cara al director, que daba la espalda al público pero tenía enfrente la pantalla.

Y, en el lado izquierdo del escenario, seis jóvenes de un grupo de rock, vestidos con uniformes de fútbol.

Los himnos de ambos países sonaron de la mano de la orquesta, mientras que en el techo se proyectaban juegos de luces con los colores de cada una de las banderas de los equipos competidores.

Unos minutos antes del inicio, el grupo, bien acompañado por la orquesta, empezó a tocar "Jump", de Van Halen, con lo que prendieron el ambiente y emocionaron al público, que comenzó a llevar con las palmas el ritmo de la canción.

"A veces no sabía si concentrarme en la música o en las jugadas", confesó a EFE Émilie Lagout, una joven de trece años a la que la poderosa voz de la cantante, la guitarra eléctrica y la batería hizo olvidar por momentos que presenciaba un partido de la Eurocopa.

Para el colombiano Ángel López, este partido-concierto rompió los esquemas habituales: "Uno está acostumbrado a ver el fútbol, muy de machos, de gritos y patadas con los comentarios sarcásticos y bruscos de los comentaristas, y cuando te cambian eso y te ponen de fondo una música completamente armónica, sientes que algo no encaja".

Se trató, en todo caso, de una propuesta innovadora y que va en sintonía con las apuestas que se hacen actualmente en las artes para combinar y experimentar con diferentes lenguajes.

Los músicos no podían prever qué iba ocurrir con el balón, pero la suerte los acompañó cada que vez que la pelota entró en la portería o se acercó a ella.

Así sucedió en el primer acercamiento de Croacia a la malla española, pues un minuto habían empezado a tocar el clásico "Eye of the tiger", de Survivor, banda sonora de una de las cintas del boxeador Rocky.

O cuando antes de que los españoles marcaran su gol se oyeron las baquetas del baterista alistándolos a todos para que sonara "Simply the best", de Tina Turner, y los colores de la bandera española iluminaron el techo de la Filarmónica.

La orquesta no respetó al pie de la letra el repertorio anunciado, y se ajustó al ritmo del encuentro al guardar silencio por momentos, subir el volumen o dejar que solo se oyera el ruido del público en el estadio de Burdeos o algunas de las apreciaciones de los comentaristas.

El público respondía más emocionado a las canciones roqueras o a grandes clásicos como "All you need is love", de los Beatles, pero aunque la música intentó mantener la tensión y el suspense, no pudo evitar, según Lagout, que la pelota siempre fuera "más rápido".

"Celebration", de Kool & The Gang; "The Final Countdown", de Europe o el "Waka Waka", de Shakira, formaron parte de la experiencia, que para el francés Jean Dusserre fue "insólita" también por la mezcla de géneros en un mismo concierto.

El público, al final, recompensó con más de cinco minutos de aplausos el esfuerzo, que cerró magistralmente la velada con "We are the champions", de Queen, e hizo que algunos como Marc Arling, francés de madre española, salieran del lugar tarareando.

CLICK PARA COMENTAR

 

 

Los 3 más

Sin contar a madridistas y culés, estos tienen mejor puntería
El Desmarque