Facebook Twitter Youtube
Junto a nombres propios como Arda, Ibra, Pogba, Alaba...

Rusia encabeza las decepciones de la Eurocopa

Escrito por EFE / Juan José Lahuerta

Jueves, 23 Junio 2016 12:26
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Los rusos saludan a su afición.

En el capítulo de fracasos de la primera fase de la Eurocopa, la selección de Rusia, con una actuación decepcionante, marcó el paso de los equipos y jugadores que no rindieron a su nivel en los encuentros previos a los octavos de final.

Leonid Slutski, máximo responsable de Rusia, acabó dimitiendo tras el fiasco que protagonizó su equipo tras sumar un punto de nueve posibles en un grupo en el que estaban Inglaterra, Eslovaquia y Gales. Teóricamente, el equipo de Slutski tendría que haber estado junto a Inglaterra en los octavos de final.

Sin embargo, salvo el empate a última hora en el primer partido ante los ingleses con un tanto de Vasili Berezutski, Rusia no consiguió nada. Perdió contra Eslovaquia 2-1 y cayó estrepitosamente frente a Gales, que sacó los colores a los rusos con un 0-3 histórico.

Slutski, que compaginó el cargo de entrenador del CSKA Moscú con el de la selección, formó un grupo cuyo principal armazón estaba compuesto por jugadores de su club. Hasta siete nombres del CSKA figuraron en la convocatoria de la Eurocopa, donde, por lesión, se quedaron fuera nombres relevantes como Denis Cheryshev y Alan Dzagoev.

Sin embargo, esas ausencias no fueron excusa para el horrible papel de Rusia, con un juego carente de una idea concreta y que, finalmente, acabó con su entrenador, que se despidió en la rueda de prensa posterior al encuentro ante Gales.

"Asumo toda la responsabilidad por el fracaso. Un punto en tres partidos no coincide con el nivel real de Rusia. He intentado hacerlo lo mejor posible, pero no fue suficiente. Debemos extraer lecciones. Yo no me veo continuando al frente de este equipo, es mejor que otro se haga cargo", dijo.

Pero Rusia no es la única decepción. También hay otras. Y, dos de ellas, también llegaron desde el este de Europa. Ucrania, con un equipo de nivel medio-bajo, no tenía excesivas aspiraciones en la Eurocopa.

Tal vez, alcanzar los octavos y desde ahí lanzar una moneda al aire para ver qué podía pasar. Sin embargo, podría haber ofrecido buenos momentos de fútbol con dos nombres: Andriy Yarmolenko y Yevhen Konoplyanka, un par de extremos con una calidad más que contrastada que apenas aparecieron a lo largo de sus tres partidos frente a Alemania, Irlanda del Norte y Polonia.

Ucrania sumó cero puntos y tres derrotas. Y, sus dos figuras no rindieron al nivel esperado. Yarmolenko y Konoplyanka, estuvieron a la altura de sus compañeros. No hubo nada que resaltar de ambos. Estuvieron desaparecidos y fueron otra clara decepción de la primera fase. Su técnico, Myron Markevych, acabó dimitiendo.

Otra figura que apenas brilló salvó durante unos minutos del último encuentro de la primera fase que jugó, fue el turco Arda Turan. El jugador del Barcelona llegó a la Eurocopa después de una temporada difícil en el Barcelona en la que apenas contó para Luis Enrique. Su estado de forma al inicio del torneo, era visiblemente bajo.

En su estreno ante Croacia con derrota por 0-1 con gol de Modric, Turan estuvo desaparecido en combate. Después, contra España, sus propios aficionados le eligieron como diana para verter todas las críticas y Arda llegó a ser pitado y abucheado por los turcos. Al final, contra la República Checa, volvió a ofrecer algún buen pase y poco más. Su equipo hizo un buen partido y fue perdonado.

Más señalado fue su compañero Hakan Çalhanoglu, la estrella emergente turca del Bayer Leverkusen llamada a ser un gran jugador en el futuro ya con algo de presente. Como Turan, fue blanco de las críticas de su público y, públicamente, de su entrenador, que en el último duelo le sentó en el banquillo. Sus sustituto, Emre Mor, de 18 años, hizo más daño en la herida tras firmar un gran partido.

En Suecia la decepción tiene un nombre: Zlatan Ibrahimovic. El jugador escandinavo no volverá a jugar más con selección. Así lo anunció y se fue por la puerta de atrás. Es indudable los grandísimos momentos de fútbol que ha dado "Ibra", pero, en esta Eurocopa, no fue así.

Su selección fue eliminada a las primeras de cambio y tras empatar 1-1 con Irlanda y perder 1-0 contra Italia y 0-1 frente a Bélgica. Ibrahimovic dijo adiós sin marcar y sin demostrar nada de la calidad que atesora en sus botas. No será recordado por su último gran torneo internacional.

Y en la República Checa, Tomas Rosicky llegó por los pelos a la Eurocopa después de jugar sólo cinco partidos a lo largo de la temporada por culpa de dos lesiones. De ellos, cuatro fueron con el equipo sub 21 del Arsenal y Pavel Vrba se arriesgó con su veterano (35 años) pero carismático jugador. Tras pasar desapercibido en los minutos que disputó, se lesionó de nuevo y su posible despedida del combinado checo fue triste.

Del resto de selecciones hay que destacar al austríaco David Alaba, que también se marchó de la Eurocopa por la puerta de atrás, la falta de un nivel excelso que se espera del francés Paul Pogba y la ausencia de goles de dos jugadores que están cumpliendo pero que necesitan celebrar un tanto con sus selecciones: el alemán Thomas Müller y el polaco Robert Lewandowski.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque