Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 ¿QUÉ FUE DE...?

Chalana, el portugués irreductible


Viernes, 24 Junio 2016 11:11

Fue en Francia, hace 32 años, y en el Velodrome de Marsella cuando Fernando Chalana firmó una exhibición que le hizo entrar en la historia de la Eurocopa.

Óscar González

Portugal no ganó, porque un gol de Michel Platini en el penúltimo minuto de la prórroga le cerró el paso a la final (3-2), pero el juego del conjunto luso y, sobre todo, de Chalana llevó al límite a los anfitriones, que llegaron a temer por la eliminación, después de ver cómo su rival remontaba el gol logrado por Domergue en el primer tiempo (m.24).

Dos jugadas de Chalana rematadas por Jordao (ms.74 y 98) parecieron decisivas, hasta que el físico le pasó factura al extremo portugués y su selección se vio, primero empatada con un nuevo tanto de Domergue (m.114) y luego eliminada por una última acción de Platini (m.119).

Sin embargo, pese a la eliminación, las cabalgadas de Chalana no quedaron en el olvido. En la aldea gala, el irreductible fue un portugués con larga melena y poblado bigote al que durante el torneo comenzaron a llamar "Chalanix". Un zurdo bajito (1'65) que era capaz de conducir el balón y disparar con las dos piernas, lo que le permitía sorprender por ambas bandas y que en su país se ganó el apelativo de "el pequeño genio".

Nacido el 10 de febrero de 1950, Fernando Albino de Sousa Chalana probó siendo niño con el atletismo, pero pronto deslumbró con el equipo de su pequeña ciudad, el Barreirense. Con 15 años, le fichó el Benfica y con las "águilas" emprendería una carrera imparable. Aún en edad juvenil Chalana debutó con el primer equipo y, en apenas siete meses, lo hizo con la selección. En un mismo año, llegó a jugar con la selección juvenil, la sub'21 y la absoluta.

Ídolo del Benfica, con el club lisboeta ganó cinco Ligas y tres Copas entre 1976 y 1984. Su actuación en la Eurocopa le permitió fichar por el Girondins de Burdeos, pero lastrado por las lesiones, apenas jugó, lo que no le impidió aumentar su palmarés con sendas Ligas y Copas francesas.

De vuelta a Portugal, volvió a acogerle el Benfica, pero ya no era lo mismo. En tres años jugó 32 partidos y agotó su carrera en el Belenenses y el Estrela Amadora.

Desde entonces, Chalana, que probó como entrenador del modesto Oriental (2004-05), ha formado parte del cuerpo técnico del Benfica, al que llegó a dirigir tras la destitución de Jesualdo Ferreira y antes de la llegada de Jósé Antonio Camacho, del que también fue asistente, al igual que lo sería después de Quique Sánchez Flores.

Recursos de archivo en www.lafototeca.com Código: 3017027

Recursos de archivo en www.lafototeca.com Código: 3017078

CLICK PARA COMENTAR

 

 

Los 3 más

Sin contar a madridistas y culés, estos tienen mejor puntería
El Desmarque