Facebook Twitter Youtube
El Chelsea pagará esa cantidad por el belga

Batshuayi, 40 millones en el banquillo de Bélgica

Escrito por Juan José Lahuerta / EFE

Miércoles, 29 Junio 2016 14:43
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Batshuayi, con la selección belga.

A Michy Batshuayi la vida le va a cambiar a partir del próximo julio. Del Olympique de Marsella, pasará al Chelsea. De una liga a la baja como la francesa, a una liga en alza como la Premier. Por 40 millones de euros, el conjunto londinense podrá disfrutar de un delantero que, de momento, apenas cuenta para Marc Wilmots en la Eurocopa.

El técnico de la selección belga se enfrentará a Gales en los cuartos de final de la competición y, de un día para otro, uno de sus reservas ha subido su caché. Batshuayi, de origen congoleño, se ha revalorizado económicamente mientras ha visto casi todos los partidos de Bélgica sentado junto a los suplentes.

Tal vez eso haya beneficiado al Chelsea. De haber jugador desde el principio de la Eurocopa, tal vez Batshuayi podría haber costado más dinero. Sin embargo, Wilmots apostó siempre por Romelu Lukaku y no por el flamante fichaje del equipo inglés, que, hasta los octavos de final ni siquiera disfrutó de un sólo minuto.

Frente a Hungría, Wilmots le concedió sólo catorce. Pese a ser muy poco tiempo, Batshuayi respondió con un tanto para colaborar en la goleada, por 0-4, que se llevó el conjunto magiar. Fue un tanto muy fácil, sólo tuvo que empujar un centro sencillo de Eden Hazard, pero lo celebró con rabia: dio tres volteretas a lo Hugo Sánchez y pegó un grito reivindicativo.

La siguiente oportunidad para Batshuayi podría llegar en cuartos de final, donde Gales, con Gaerth Bale al frente, espera dar la sorpresa. Es más que probable que el nuevo jugador del Chelsea siga un día más en el banquillo de Bélgica, pero Wilmots se pierde a un futbolista del que muchos entrenadores jamás querrían prescindir.

Míchel, técnico del Olympique de Marsella hasta casi el final de la temporada pasada, no dudó en poner el grito en el cielo ante una posible salida de uno de sus mejores delanteros. "¿Queréis matarme? Yo no pienso en la salida de Michy. Si vamos a firmar a un jugador, será alguien que le complemente no alguien que le sustituya", dijo el técnico español hace meses.

El caso es que Míchel, ya fuera del club francés, no ha podido retener a su estrella. En una mala temporada del Olympique de Marsella, Batshuayi ha sido capaz de anotar 23 goles en todas las competiciones oficiales. En total, ha disputado 50 partidos y sus habilidades no han pasado desapercibidas para el Chelsea.

Antonio Conte se sentará en el banquillo del cuadro londinense con una joya en sus manos. Batshuayi es pura potencia, velocidad pese a sus 1'80 metros y tiene mucho olfato goleador. Es una mezcla de Lukaku y de Balotelli. Del primero, recoge sus cualidades futbolísticas. Del segundo, un carácter que alguna vez le ha jugado una mala pasada.

De hecho, en Bélgica, donde cimentó casi toda su carrera, el Anderlecht le dejó escapar porque tenía un carácter de mil demonios. En el Standard Lieja, fue el técnico Dominique D'Onofrio quien apostó por él y no falló. Con mucha paciencia, consiguió impulsar la carrera del joven jugador, que dio al salto al Olympique Marsella y ahora al Chelsea.

De momento, Batshuayi ha conseguido ganarse la confianza de todos los entrenadores con los que ha trabajado. Todos, menos uno: Marc Wilmots, que en esta Eurocopa no parece confiar en un jugador que, a partir de cuartos de final, brillará como el oro en el banquillo de Bélgica. Los 40 millones de euros que ha pagado el Chelsea al Olympique Marsella tienen la culpa.



 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque