Facebook Twitter Youtube
La frase de Monika Vogts y el título alemán de Inglaterra '96

"Elige a Bierhoff, te lo recompensará"

Escrito por Óscar González

Jueves, 30 Junio 2016 13:06
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

El delantero alemán celebra el tanto de la final.

"Elige a Bierhoff, te lo recompensará". La frase de Monika Vogts ha entrado en la historia del fútbol alemán y, veinte años después, aún permanece como ejemplo de lo caprichoso que puede ser el fútbol, expuesto al azar.

Fue en Venecia, poco antes de la Eurocopa de Inglaterra'96. Vogts meditaba si incluir un cuarto delantero en su nómina junto Jürgen Klinsmann, Stefan Kuntz y Fredi Bobic. Fue su mujer Monika la que le convenció que se llevase a Bierhoff, un delantero que se había tenido que ir a Italia para labrarse un futuro.

Porque Bierhoff, nacido el 1 de mayo de 1968 en Karlsruhe, no estuvo más que cuatro años en la Bundesliga. Debutó con 18 años en el Bayer Uerdingen y su capacidad goleadora le llevó dos temporadas después al Hamburgo, donde no se asentó, y después al Borussia Moenchengladbach, que evitó a duras penas el descenso y quiso reconstruir su plantilla.

En 1990, ficha por el Salzburgo austríaco y sus 23 goles llaman la atención del Inter de Milán, que lo contrata pero finalmente no encuentra sitio para él y lo cede al Áscoli. En su primera temporada en Italia no puede evitar el descenso a la Serie B, pero en la segunda, ya se ha convertido en el máximo goleador de Segunda. El Inter sigue dudando si recuperarle, pero se decanta por el macedonio Darko Pancev y Bierhoff recalará en el Udinese, donde se labrará su carrera internacional.

A base de goles lleva al club de Udine a la Copa de la UEFA y se gana una convocatoria para su selección. En febrero de 1996 debuta contra Portugal, a punto de cumplir 28 años, y un mes después le marca dos goles a Dinamarca.

Vogts considera que su potencia y gran remate de cabeza puede aportar algo nuevo a su equipo, pero duda. Y es cuando su esposa le recomienda que se lo lleve a la Eurocopa de Inglaterra.

Hasta la final, la presencia de Bierhoof en la Euro es anecdótica; siete minutos contra la República Checa en la fase de grupos y titular frente a Rusia, pero sustituido antes del final.

Y en la final llega su gran momento. Alemania va perdiendo ante los checos, que se han adelantado en el minuto 54 con un gol de penalti de Patrik Berger. Vogts no cuenta ni con Klinsmann ni con Bobic, lesionados desde los cuartos de final y recurre a Bierhoff.

El delantero del Udinese sale en el minuto 69 por Mehmet Scholl y, poco más de cuatro minutos después, logra el tanto del empate. Luego, a los seis minutos de la prórroga un disparo suyo se le escapa al meta Petr Kouba. Bierhoff acaba de conseguir el primer "gol de oro" de la historia en una final importante. Alemania se proclama campeona de Europa por tercera vez.

Bierhoff, pese al éxito, no volverá a la Bundesliga. Pasará por el Milán (1998-2001), el Mónaco (2001-2002) y se retirará en el Chievo (2003) marcándole un hat-trick al Juventus en su último partido.

Veinte años después, Alemania recuerda hoy aquella gesta, con Oliver Bierhoff como director técnico de selecciones, cargo al que accedió con Jürgen Klinsmann. En la Eurocopa de Francia ha tenido que sortear una crisis, al ser acusado de tráfico de influencas por concentrar al equipo a Evian, en la frontera con Suiza y lejos de todas las sedes, simplemente por quedar bien con la marca Danone, con la que tiene un contrato publicitario.

Pero hoy, es el gran homenajeado. Dos décadas después, Alemania no ha vuelto a ser campeona de Europa y, pocos días antes de jugarse el pase a la semifinal contra los "azzurri", homenajea a su delantero "más italiano".



 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque