Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 ¿QUÉ FUE DE...?

Gerd Müller, el eterno goleador de Alemania


Viernes, 08 Julio 2016 14:53

Alemania se despidió este jueves de la Eurocopa 2016 sin gol ni remate contra Francia, dos de las cualidades fundamentales del eterno goleador de la selección germana Gerd Müller, que marcó una época en el fútbol mundial en los 70 como campeón de todo y como un magnífico '9', imparable para sus rivales.

Iñaki Dufour

"Era un fenómeno, anotó muchísimos goles. Gracias a Dios que jugó en el Bayern y la selección alemana. Sin él, no creo que hubiéramos ganado ni la Eurocopa ni el Mundial. Necesitábamos a un jugador como él. Él sabe mejor que nadie cómo marcar goles. En los entrenamientos jugaba contra él. Sabíamos sus movimientos, pero no podíamos pararle". Son palabras del legendario Franck Beckenbauer.

"Es uno de los más grandes jugadores de fútbol del mundo. Sin sus goles, ni el Bayern ni la selección alemana serían lo que hoy son", expone Karl-Heinz Rummenigge sobre Gerd Müller, un goleador impresionante. Lo dicen sus compañeros, sus rivales, los aficionados... Y lo reflejan unos números ofensivos increíbles.

Aún hoy, en tiempos del argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, sigue siendo el jugador con mejor promedio goleador en la Copa de Europa, ahora Liga de Campeones. Su media, de 0,97 tantos por partido, es inigualable aún 37 años después de su retirada del Bayern, en 1979, por "motivos personales". Con 28 años.

De 1964 hasta entonces, fue Balón de Oro en 1970, de plata en 1972 y de bronce en 1969 y 1973; Bota de Oro de la Eurocopa de 1972 y del Mundial de 1970, máximo goleador de la Bundesliga siete veces, en tres ocasiones de la Liga de Campeones... Y lo ganó todo, con su club, el Bayern, y su selección, Alemania, con él como protagonista.

Un Mundial, en 1974, con gol suyo, el definitivo, en la final frente a Holanda; una Eurocopa, en 1972, con dos tantos en el 3-0 con el que doblegó a la Unión Soviética y su potente defensa; tres Ligas de Campeones, como goleador en dos consecutivas, en 1974, 1975 y 1976... Una de ellas, la primera de su club, contra el Atlético.

"Nunca olvidaré aquella final en 1974. Georg Schwarzenbeck empató en los últimos minutos en Bruselas contra el Atlético de Madrid. Dos días más tarde, volvimos a jugar y ganamos 4-0. Ese fue el mejor momento para mí", repasó años después el delantero, autor de dos goles en el encuentro de desempate en el estadio Heysel de Bruselas.

Cuatro Bundesligas; cuatro Copas de Alemania; una Copa Intercontinental; un récord goleador en las fases finales de los Mundiales, con catorce tantos entre los torneos de 1970 y 1974; 533 tantos para el Bayern, 365 en 427 partidos en la Liga, y 62 dianas en 68 encuentros con la selección alemana agrandan aún más la carrera de un goleador eterno.

'El Bombardero de la Nación' fue el apodo, por su demoledor remate sobre la portería contraria, de Gerd Müller, que después jugó tres años en Estados Unidos, antes de regresar a Alemania para entrenar en las categorías inferiores del Bayern. Ahí ha formado a Philip Lahm, Bastian Schweinsteiger o Thomas Müller. Ahora, convive con el Alzheimer que le detectaron hace ocho meses.

 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque