Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 POLONIA (Protagonista)

Milik, el aprendiz de Bergkamp

Escrito por Iñaki Dufour / EFE

Lunes, 13 Junio 2016 12:50

El delantero polaco Arkadiusz Milik irrumpió en la Eurocopa 2016 con un gol histórico, el de la primera victoria de su selección en el torneo, y con la reafirmación de un atacante de presente y futuro, de 22 años, que brilla en el Ajax, modelado por el goleador Dennis Bergkamp, y con Polonia.

Su encuentro en 2014 con el exatacante holandés, segundo técnico del Ajax, fue un impulso para el ariete, que había atravesado dos etapas sin continuidad ni goles, por debajo de las expectativas, en el Bayer Leverkusen, al que llegó con 18 años desde el Górnik Zabrze, y en el Augsburgo, al que fue cedido inmediatamente después.

Al lado de Bergkamp, de Frank de Boer y de Marc Overmans, todos en el organigrama deportivo del Ajax, creció hasta el presente que disfruta hoy con el club holandés -42 partidos, 24 goles y doce asistencias este curso- y con Polonia, con la que ha firmado nueve tantos y ha dado seis pases de gol en sus 15 choques más recientes.

Bergkamp modeló su fútbol. "A menudo he entrenado con él mi pierna derecha -él es zurdo-", decía esta misma temporada, en la que su rendimiento ha sido impactante, como el tercer máximo goleador de la Liga de su país, superado por Vincent Janssen, del AZ, y Luuk de Jong, del PSV Eindhoven, y como titular habitual en su selección.

Todo ha ido muy rápido para él. Su debut y su carrera en el equipo nacional, pero también a nivel de clubes. Tras jugar de niño en el Rozwoj Katowice, eligió el Górnik Zabrze en lugar del Legia Varsovia cuando era juvenil, a pesar de hacer una prueba con este último: "Yo aprecié el esfuerzo del Legia, pero decidí fichar por el Gornik porque era una ruta más rápida hacia el primer equipo".

A los 18 años, por 3,5 millones de euros, fue traspasado al Leverkusen. Su incorporación al Bayer frenó su trayectoria. Firmó un contrato con el club alemán hasta el verano de 2018. Al primero se fue cedido al Augsburgo, al segundo al Ajax. Entre uno y otro apenas tuvo ocasiones en el Leverkusen: seis partidos, ninguno de inicio.

Y entonces apareció el Ajax, el club en el que ha logrado la estabilidad que necesita un futbolista tan prometedor, con 22 años. "He hecho tres grandes movimientos en mi carrera. Desde el Gornik Zabrze al Bayer Leverkusen, la cesión al Augsburgo, y luego al Ajax. La tercera fue la decisión más fácil de todas. El Ajax tiene una gran reputación en cuanto al trabajo con los jóvenes jugadores".

Ahí, las dos últimas temporadas, la primera cedido y la segunda ya en propiedad del Ajax, ha llegado su reafirmación, aún más con su decisivo debut en la Eurocopa 2016. Después de seis intentos, a la séptima consiguió Polonia su primera victoria de la historia en el torneo con la aparición de Milik contra Irlanda del Norte (1-0).

Es el undécimo gol en sus 27 partidos como internacional con Polonia, con la que debutó el 12 de octubre de 2012 frente a Sudáfrica, con tan solo 18 años, en una carrera fugaz en la sub 19 y la sub 21 -fue el máximo goleador de la fase de clasificación-, desde la que dio un salto velocísimo a la absoluta.

En sus últimos 15 partidos ha logrado nueve goles y seis asistencias para la selección de su país. Su media (0,40 goles por encuentro) es ligeramente menor a la referencia indiscutible actual en el fútbol polaco, Robert Lewandowski, con 0,44, gracias a 34 tantos en 77 duelos. Él ha marcado por ahora once.

Uno de ellos también es inolvidable en la historia reciente de su equipo nacional. El 11 de octubre de 2014, en la segunda parte, él y Sebastian Mila anotaron los dos tantos del primer triunfo de Polonia sobre Alemania (2-0) -precisamente su próximo rival en Niza- en 19 enfrentamientos. Su nombre quedó inscrito, como ayer en la Eurocopa.

"A un delantero se le juzga por los goles y finalmente he hecho mi trabajo", resumía después del partido de este domingo, de su gol en el minuto 51 del duelo, momentos después de que el presidente de Polonia, Andrzej Duda, le felicitara en el vestuario del estadio de Niza por su tanto, que encarrila la clasificación para los octavos.

Un paso más para el atacante, que como todo delantero prefiere los goles a las asistencias, aunque ofrece lo uno y lo otro. "Soy más feliz cuando marco goles que cuando doy asistencias, pero el éxito del equipo es lo más importante", expone Milik, protagonista en la primera jornada de la Eurocopa de Francia 2016.

 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque