Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 ESPAÑA-REPÚBLICA CHECA (Color)

La lluvia no rebaja la fiesta española en Toulouse


Lunes, 13 Junio 2016 14:04

La lluvia con la que amaneció Toulouse en la mañana del estreno de la selección española en la Eurocopa 2016, no rebajó el colorido de los aficionados de la Roja en el centro de la ciudad, ni el ambiente de hermanamiento con rivales que marca las horas previas al duelo con la República Checa.

Roberto Morales

Las imágenes de incidentes que se han sucedido en el inicio del torneo continental en Francia, contrastan con el gran ambiente que se vivió en Toulouse durante toda la mañana y en la llegada al estadio, que abrió sus puertas a aficionados a las 12:30 horas.

Cerca de 8.000 seguidores españoles fueron llegando a la ciudad francesa, la mayoría en la mañana del lunes por carretera aprovechando la cercanía para desplazarse en coche o autobús (unos 200 kilómetros) y la posibilidad de hacer ida y vuelta en el mismo día por el horario del encuentro, a las 15:00 horas.

Muchos habían optado por aprovechar para conocer Toulouse el fin de semana y ya llenaban de colorido la céntrica Plaza Wilson y sus terrazas el domingo, antes de la llegada del mal tiempo y una lluvia incesante en toda la mañana del lunes.

Provocó que la zona de aficionados montada por UEFA en la Ozenne, justo donde termina el tranvía y se ubica el Palacio de Justicia, estuviese totalmente vacía hasta que no se acercó la hora del inicio del partido. Los aficionados españoles optaron por dar colorido al centro de la ciudad, con un cántico que repitieron de forma incansable: "Yo soy español, español, español".

Las banderas, bufandas y camisetas de España eran portadas por todos los seguidores de la Roja llegados desde numerosos puntos de España. Muchos de Madrid, Zaragoza, Barcelona y hasta desde Andalucía. Alguno más valiente acudía disfrazado de torero a la cita, con capotes que nunca faltan y que animan las horas previas a cada partido. En todos los seguidores un ánimo unánime y una seguridad de iniciar la Eurocopa con triunfo ante la República Checa.

Con más tranquilidad viven un día especial un buen número emigrantes españoles que se afincaron en Toulouse por la Guerra Civil. Más de uno acudía orgulloso con su camiseta de España y una bandera que nunca dejaron de sentir.

La seguridad en el acceso al estadio era total. Policías franceses, bien armados, seguridad privada del estadio y numerosos empleados cacheando en cada entrada evitaban cualquier incidente. Al acceder recinto los aficionados podían comprar cerveza, pero con limón o sin alcohol, tras la ley seca implantada por UEFA. "¿Dónde está la cerveza, la cerveza dónde está?", cantaban los españoles ya dentro del recinto antes de acceder a sus asientos.

España estará arropada por 8.000 seguidores en el inicio de un nuevo reto, aún mayor si cabe tras la conquista de un Mundial y las dos últimas Eurocopas, buscando una tercera hacia la leyenda eterna.

 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque