Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016

La UEFA confía en que Francia controlará posibles disturbios en Lens y Lille


Martes, 14 Junio 2016 11:52

La UEFA confía en que "las autoridades francesas adopten las medidas adecuadas para garantizar la seguridad" en Lille y en Lens los próximos miércoles y jueves, cuando esas dos ciudades acogerán a los hinchas ingleses y rusos que protagonizaron graves disturbios en Marsella el pasado sábado.

Un portavoz de la organización indicó hoy a Efe que tienen confianza en las autoridades locales para que controlen la situación.

Rusia juega contra Eslovaquia en Lille el miércoles y, al día siguiente, Inglaterra se mide con Gales en Lens, que se encuentra a 40 kilómetros de la primera.

Aficionados ultras de ambas selecciones han intercambiado mensajes en las últimas horas para citarse en esas ciudades del norte del país tras los enfrentamientos registrados en Marsella.

Por ello, el presidente de la Federación Inglesa (FA, por sus siglas en inglés) expresó su inquietud por que en esas dos ciudades puedan reproducirse los disturbios que el pasado sábado dejaron a un aficionado inglés entre la vida y la muerte y convirtieron el centro de Marsella en el escenario de una batalla campal.

El Inglaterra-Gales formaba parte ya de los cinco partidos de alto riesgo identificados por las autoridades y sometidos a una particular vigilancia.

Por ello, se ha trasladado a Francia un contingente de policías británicos especializados en la lucha y el control de estos grupos de "hooligans".

Además, se ha prohibido la venta de alcohol en el centro de Lens desde el miércoles por la tarde y se han suspendido las clases para evitar que niños y adolescentes se vean implicados en posibles disturbios.

Pero la presencia de rusos en las proximidades un día antes ha hecho saltar las alarmas.

Aunque en un primer momento las autoridades francesas reconocieron que no fueron capaces de detener a ninguno de los 150 ultras rusos, en las últimas horas se ha logrado localizar a algunos de ellos.

Según la Prefectura de Alpes Marítimos, un grupo de una treintena de aficionados rusos fue localizado en un hotel próximo a Niza y van a ser expulsados en las próximas horas.

El portavoz del Gobierno francés, Stéphane Le Foll, acusó a Rusia de no haber cooperado adecuadamente con Francia para identificar a los ultras involucrados en los incidentes del pasado sábado en Marsella, que causaron 35 heridos, casi todos ellos ingleses.

En declaraciones a la radio "RTL", Le Foll aseguró que "hay un problema de información procedente de Rusia, puesto que parece claro que una parte de los más violentos, que fueron los que atacaron a los aficionados ingleses, eran rusos que llegaron en grupos reducidos" y, por tanto, más difíciles de controlar en Francia.

El portavoz del Ejecutivo indicó que la cooperación entre las autoridades es necesaria "para impedir que estos grupos actúen".

En el plano deportivo, el Comité de Disciplina de la UEFA se reúne hoy para estudiar las posibles sanciones a la Federación Rusa, a quienes abrieron un expediente por enfrentamientos violentos, comportamiento racista y uso de bengalas y material pirotécnico en el interior del estadio Velódromo.

Más allá de esas eventuales sanciones deportivas, la UEFA amenazó a las federaciones de Rusia e Inglaterra con la expulsión de la competición si se reproducen estos hechos violentos.

Los responsables federativos de ambos países han multiplicado desde entonces los llamamientos a la calma a sus aficiones.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque