Facebook Twitter Youtube
Los 'bleus', campeones de Europa dos años después del Mundial

Bélgica y Holanda 2000: Francia completa el ciclo

Escrito por Joaquín Anduro

Domingo, 05 Junio 2016 18:20
Reportar vídeo Reportar


La Eurocopa del año 2000, primera en la historia que se disputaba en dos países, Bélgica y Holanda, estuvo protagonizada por una selección francesa que venía de ganar en el Mundial dos años antes y que continuó en la Euro con su racha triunfal.

Zinedine Zidane, Thierry Henry, Lillian Thuram, Youri Djorakeff, Didier Deschamps… la nómina de estrellas gala hacía presagiar que en la Eurocopa del Benelux repetirían título, y los pronósticos se cumplieron pese a que el camino de los de Lemerre hacia la final no fue todo lo plácido que cabía esperarse.

Aunque venían de ganar el Mundial cuatro años antes, el coeficiente UEFA no le daba a Francia para ser cabeza de serie y el sorteo de la fase de grupos la incluyó en el Grupo D junto a Holanda, una de las anfitrionas y otra de las favoritas para alzarse con el torneo.

El mismo esquema de los campeones del mundo

Con sólo tres cambios en el once tipo con respecto a la final del Mundial (Salen Guivarch, Petit y Karembeu para la entrada de Henry, Vieira y Dugarry, tres campeones en Saint-Denis), los galos comenzaron fuertes venciendo a Dinamarca y la República Checa antes de caer en el último encuentro de la fase de grupos frente a Holanda.

Las dos selecciones se medían en el cierre del Grupo D buscando quedar primeras y evitar a España en cuartos. A Francia le valía el empate y a la media hora ya vencía 2-1 con goles de Dugarry y Trezeguet. Finalmente, Holanda consiguió darle la vuelta al marcador con los goles de Kluivert, Frank de Boer y ‘Bolo’ Zenden y los ‘bleus’ se enfrentarían a la selección española en busca de las semifinales.

Raúl falló un penalti en el tiempo de descuento del partido de cuartos y Francia entera respiraba con el pase a la penúltima ronda del torneo donde esperaba la revelación de la Eurocopa: Portugal. Con Luis Figo como estrella y antes de protagonizar el traspaso del verano al pasar del Barcelona al Real Madrid por 10.000 millones de pesetas, los portugueses estaban sorprendiendo al continente entero con su actuación en la Euro. El extremo hasta ese momento culé había marcado el gol del torneo ante Inglaterra con un trallazo que abrió el camino de la remontada.

Ya en la primera fase dejaron por el camino a los ‘pross’ y a Alemania y en cuartos de final se deshicieron de Turquía con un doblete del delantero luso más en forma: Nuno Gomes. Así llegaban ambos equipos a una semifinal marcada por el polémico penalti que significó el triunfo francés. Henry y Nuno Gomes habían llevado el encuentro a la prórroga y allí Zidane marcó desde los 11 metros para meter a Francia en la final 16 años después ante las airadas protestas portuguesas que acabaron con sanciones múltiples para sus jugadores. Nuno Gomes fue sancionado siete meses y Paulo Bento cuatro, aunque la palma se la llevó el exoviedista Abel Xavier con ¡9 meses! excluido de cualquier competición.

‘Zizou’ maravillaba en cada partido con sus detalles técnicos y ese ‘Gol de Oro’ en semifinales le elevó a la categoría de héroe para su selección, como sucediera dos años antes con los dos cabezazos en la final del Mundial ante Brasil.

Así llegaba Francia a otra final, contra la omnipresente Italia. La ‘Azzurra’ había dado paso a una nueva generación una vez que los subcampeones del mundo en el 94 habían dado la alternativa a los Totti, Del Piero, Cannavaro o Nesta. El germen de la que sería la selección campeona del mundo seis años más tarde. Con un histórico como Dino Zoff en el banquillo, los italianos habían tirado de experiencia para colarse en el partido decisivo, eliminando a las dos anfitrionas por el camino.

En la tanda de penaltis ante Holanda en semifinales fue clave Francesco Toldo, que sólo encajó un gol. Los italianos esperaron a la final para realizar el mejor partido del torneo en una final muy abierta que estuvieron muy cerca de llevarse con un gol de Delvecchio. Sin embargo, Francia jugó mejor con la cabeza y acabaría llevándose el encuentro ‘a la italiana’.

Wiltord empató el partido en el descuento de la segunda mitad llevando el encuentro a la prórroga y, a poco de acabar la primera mitad del tiempo extra, un zurdazo del delantero de la Juventus David Trezeguet batió a Toldo para darle a la selección francesa su segunda Eurocopa gracias a la norma del ‘Gol de Oro’, tal y como hiciera Bierhoff con Alemania cuatro años antes.

Trezeguet le pega con la zurda para ganar la Eurocopa.
Trezeguet le pega con la zurda para ganar la Eurocopa.

Con dos ‘Goles de Oro’ consecutivos se llevaba Francia una Euro para completar el ciclo comenzado dos años antes. Por el camino quedaban selecciones como la propia subcampeona, Italia, una decepcionante Inglaterra que cayó en primera fase o la anfitriona Holanda.

La ‘Oranje’ basaba su potencial en el proyecto de Louis Van Gaal en el Barcelona, repleto de jugadores nacidos en los Países Bajos. De hecho, todos los jugadores que marcaron para Holanda en el torneo, a excepción del tanto en propia puerta de Govedarica, han pasado a lo largo de sus carreras por el equipo culé, con el máximo goleador del torneo Patrick Kluivert entre ellos.

El partido que colocó a la ‘Pantera’ como pichichi fue la exhibición ante Yugoslavia en cuartos de final. En Rotterdam anotó tres goles para igualar al delantero de la selección rival, Savo Milosevic, autor también de cinco dianas durante el torneo. Junto a Overmars, Bergkamp o los hermanos De Boer, la selección entrenada por un debutante Frank Rijkaard se quedó a las puertas de la final en la tanda de penaltis, como ya le sucediera dos años antes en el Mundial de Francia.

Del gol de Alfonso al penalti de Raúl

Otra selección que lamentó su fortuna desde los once metros en esta Eurocopa fue la España de José Antonio Camacho. Después de la destitución de Javi Clemente tras el desastre en Francia y la humillación en Chipre, el murciano consiguió virar el rumbo del combinado nacional completando una brillante clasificación con goleadas incluidas a Austria, San Marino (ambos 9-0) y Chipre (6-0).

Para la Euro, Camacho apostó por una selección muy heterogénea con jugadores de 13 equipos españoles diferentes:

Porteros: Santiago Cañizares (Valencia), Iker Casillas (Real Madrid) y José Antonio Molina (Atlético).

Defensas: Míchel Salgado, Fernando Hierro e Iván Helguera (Real Madrid), Abelardo y Sergi Barjuán (Barcelona), Juan Velasco (Celta), Agustín Aranzabal (Real Sociedad) y Paco Jémez (Zaragoza).

Centrocampistas: Gaizka Mendieta y Gerard López (Valencia), Pep Guardiola (Barcelona), Vicente Engonga (Mallorca), Joseba Etxeberría (Athletic), Fran (Deportivo) y Juan Carlos Valerón (Atlético).

Delanteros: Raúl González (Real Madrid), Alfonso Pérez (Betis), Ismael Urzaiz (Athletic) y Pedro Munitis (Racing).

Alfonso, el héroe español en el 2000.
Alfonso, el héroe español en el 2000.

Una buena nómina de futbolistas que, sin embargo, no pudo impedir la derrota en el debut ante Noruega. El error de Molina en el tanto de Iversen condenó al portero colchonero a la suplencia en favor de un Cañizares que se ganó a partir de esta Euro el puesto de titular por delante del valenciano y un jovencísimo Iker Casillas.

Después de esa derrota no había margen de error ante las selecciones balcánicas. Eslovenia cayó por 3-1 y Yugoslavia estuvo a punto de eliminar a España en el tercer partido cuando los ‘plavi’ vencían 3-2 al llegar al tiempo añadido. Mendieta empató de penalti y Alfonso hacía estallar de júbilo a todo un país al enganchar de volea un balón peinado por Urzaiz y colar a la selección en la siguiente fase.

Ahí esperaba la campeona del mundo, Francia, aunque el optimismo provocado tras el gol del ‘Mago de las botas blancas’ restaba favoritismo a la selección gala, que llegaba además clasificada como segunda de grupo. Zidane golpeaba primero con una falta directa implacable a la escuadra de Cañizares y Mendieta empataba de penalti poco después.

Djorkaeff puso de nuevo por debajo en el marcador a España y un penalti de Barthez a Abelardo en el descuento dio a Raúl la oportunidad de mandar el encuentro a la prórroga. Con todo a favor, el jugador madridista, estrella de esa selección, mandó directamente fuera el balón para que la selección volviera a quedarse fuera de una fase final en los cuartos. Una 'maldición' que cada vez estaba más cerca de romperse.


Todos Los Goles de la Eurocopa Bélgica-Países... por Jwasc92Futbol

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque