Facebook Twitter Youtube
Los goles de oro o el árbitro que se tragó un silbato, protagonistas

La historia de las finales de la Eurocopa en cinco anécdotas - 4.- Goles de oro y plata

Escrito por EFE / ElDesmarque

Sábado, 09 Julio 2016 18:09
Instante en el que Panenka golpea el balón.
Instante en el que Panenka golpea el balón.

4.- Goles de oro y plata

El gol de oro fue introducido por la FIFA con la idea de dotar de más aliciente a las prórrogas, que no fuesen una transición hacia los penaltis porque la recompensa era enorme. Pero logró lo contrario, los equipos se volvían más defensivos por temor a perder.

Dos Eurocopas, sin embargo, se resolvieron de esa forma. La primera la conquistó Alemania contra Chequia gracias a Oliver Bierhoff, que entró como suplente, logró el gol del empate y marcó a los seis minutos del comienzo de la prórroga el tanto de la victoria.

Cuatro años después, fue el franco-argentino David Trezeguet, el que resolvió la final con un gol en el 113 que le dio el título a Francia frente a Italia (2-1).

Sin acabar de convencer, el gol de oro fue sustituido por el de plata, que permitía terminar el periodo de la prórroga en el que se había producido el tanto. Un invento más fugaz aún. El último gol de plata lo consiguió Traianos Dellas, en la Eurocopa de 2004, y dio el pase a la final de Lisboa a la sorprendente selección griega, que acabaría imponiéndose también a Portugal.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque