Facebook Twitter Youtube
El centrocampista impulsa a las estrellas galesas

Joe Allen, el Xavi de Gales, la escoba de Coleman

Escrito por EFE / Juan José Lahuerta

Viernes, 24 Junio 2016 13:18
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Allen, con la selección galesa.

"Ha sido increíble. No puedo decir lo suficiente de él. Hace el trabajo sucio que pasa desapercibido. Sabemos lo importante que es, le apreciamos mucho. No saldrá en los titulares de prensa, pero es un jugador increíble". Así se refirió Bale a Joe Allen para sacar de su escondite a un jugador clave en Gales. No lo afirmó un "don nadie". Fue Bale. Y sabe lo que dice.

Hablar de Gales es hablar de Gareth Bale. O también de Aaron Ramsey. Pero nunca de Allen, que en cada uno de los tres partidos que ha disputado en esta Eurocopa se ha desfondado para impulsar a sus compañeros sin llamar la atención. Las estrellas del combinado de Chris Coleman han usado como trampolín al jugador del Liverpool.

Las palabras de Bale seguro que reconfortaron a un centrocampista que esta temporada no ha sido titular indiscutible con su club. En total, participó en 19 de los 38 partidos que se disputan en la Premier League. Y no siempre en el once titular.

Su entrenador, Jürgen Klopp, tiene mucho donde elegir en su posición y muchas veces escogió a Coutinho, a Firminho, a Stewart o a Chirivella. Allen también entraba en la rueda, pero no tanto como habría deseado. En Gales, jugó cinco de los partidos de clasificación de la Eurocopa y, finalmente, Coleman le ha dado toda su confianza en el momento decisivo.

Ha sido titular en los tres partidos del torneo y sólo fue sustituido al final del último ante Rusia, cuando quedaban 16 minutos y estaba todo resuelto. El seleccionador gales ha conseguido sacar de Joe Allen su faceta más combativa y guerrera. Con él sobre el campo, la escoba sale a barrer todo lo que pasa por su zona. Es un hecho. Pero, también, es innegable su calidad.

Coleman necesita jugadores que se breguen sin límite en el campo. Así debe ser el espíritu de todo un equipo sin casi estrellas. Prima el colectivo sobre todo lo demás. Y Allen, ha tenido que adaptarse. Su juego, habitualmente tiene otro estilo mucho más marcado. Por eso, le llaman el Xavi de Gales.

El primero en atreverse a semejante comparación no fue otro que el ex entrenador del Liverpool Brendan Rodgers, que en 2012, cuando Allen fichó por el conjunto inglés, recibió de su técnico unos halagos quizá excesivos.

"Yo hubiera pagado muchos millones más por él. Es único, ya que es un jugador británico que toca la pelota de manera increíble. Es muy inteligente para tener 22 años. Es el Xavi galés", dijo Rodgers después de que su club invirtiera 18'6 millones de euros.

"Creo que en unos años valdrá el doble. El papel de Joe es el de mantener la pelota y eso, en Gran Bretaña, sólo lo hace alguien especial", agregó de un hombre al que ahora pretenden clubes como el Sevilla.

Algo de razón no le faltaba a Rodgers. Pone un vídeo de Allen o un partido en el que juegue sirve para ver a un jugador bajito (1'70 metros, los mismos que Xavi) con buen toque de balón, mucha técnica y bastante seguridad. Realmente, tiene un aire a Xavi, aunque está lejos de llegar a su nivel.

Con Gales, ha tenido que añadir la lucha sin descanso a sus cualidades. Imberbe cuando llegó al Liverpool, con un peinado clásico de ralla a un lado, ahora con el equipo de Coleman luce una frondosa barba y un pelo más largo y rebelde. Parece haberse reconvertido para la causa. Hay que asustar.

Pero, pese a adoptar ese nuevo rol invisible que describió perfectamente Gareth Bale, Joe Allen de vez en cuando saca a relucir toda la calidad que lleva dentro. La asistencia a Ramsey en el segundo gol de Gales a Rusia fue sencillamente espectacular. Digna de un buen pelotero.

Y es que Allen a veces es la escoba que barre todo en su selección, pero en otras ocasiones consigue recordar a Xavi Hernández. Ese no es otro que Joe Allen, el hombre de las dos caras. Irlanda del Norte también deberá tenerle en cuenta.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque