Facebook Twitter Youtube
El capitán acepta la suplencia con buena actitud

Casillas da un paso atrás

Escrito por EFE / Roberto Morales

Miércoles, 15 Junio 2016 18:42
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

A Iker Casillas le ha llegado, a sus 35 años, ese momento irrefrenable para todos los futbolistas que han marcado la historia del fútbol, el día que una leyenda cede el testigo de titular para dar paso a un nuevo icono.

El capitán de la Roja, jugador con más internacionalidades (167) y récords, encara con un "comportamiento estupendo" su nuevo rol.

A Casillas le quedan ya pocos jugadores con los que pueda compartir una confidencia en la selección. Las nuevas generaciones marcan el pulso de la concentración de la Roja en Saint Martín de Ré. Esos que nacieron y crecieron con un mando de vídeo consola en las manos. Iker es de cartas y ya le va costando juntar integrantes para la pocha. Al póquer son más los que se animan. Cuentan desde dentro que por momentos se le ve en su mundo, algo aislado del resto, reflexivo ante el momento que encara pero siempre compañero. Listo para dar un consejo o animar al que lo necesita.

Cuando cae la noche y tiene ganas de una buena conversación apenas están Sergio Ramos, Iniesta o Juanfran Torres. Añora la figura de Pepe Reina o de Xavi Hernández, con quien compartió éxitos en la Roja desde juveniles. Se ríe con la picardía de Nolito y Morata. Tiene buena relación con el grupo de los Piqué, Cesc o Busquets. Acaba charlando más tiempo con cualquier integrante del cuerpo técnico o María José Claramunt, directora general de la selección.

La decisión de Vicente del Bosque era esperada por todos. Casillas había jugado siete de diez partidos de la fase de clasificación pero su rendimiento puesto en una balanza con el de David De Gea en el Manchester United solo dejaba la opción de la experiencia en grandes torneos a su favor. El escándalo sexual que salpicó a De Gea a tres días del estreno en Francia 2016 aumentó el ruido pero no varió la idea del seleccionador. Lo tenía decidido.

A las 11:00 horas del día del debut, Casillas se enteró junto al resto de compañeros de los once elegidos para jugar ante la República Checa. Por primera vez en catorce años (desde el Mundial 2002), no arrancaba jugando un gran torneo con su querida selección. Del Bosque siente que es un caso especial. "Iker ha tenido un comportamiento estupendo", dijo en rueda de prensa tras verle calentar a De Gea en el estadio de Toulouse, animar desde el banquillo y celebrar el gol más que si hubiese estado jugando. Ante la prensa, el capitán que cedió el brazalete, lució sonrisa en el camino por zona mixta, sin hacer declaraciones, pero con algún guiño cómplice ante su momento.

Horas después llegó otro guiño, en este caso de Del Bosque, que vio conveniente dar a Iker una justificación a la culminación de esa "transición dulce", como bautizó el 12 de octubre de 2014 en Luxemburgo, lo que llegaría 21 meses después. "He hablado con él un momento porque me sabía mal ser tan seco", confesó el seleccionador en 'Be Mad'.

"Ha reaccionado con toda normalidad. Son muchos años los que llevamos juntos. En el debe mío tengo muchas cosas con Iker, pero también algo en el haber. No tengo por qué mostrarme severo con él porque no, ni entregado tampoco. Él está igual que siempre, tranquilo y sereno. Muy comprensivo", explicó Del Bosque.

Confiesa el técnico salmantino, cuyos éxitos en el banquillo siempre estuvieron ligados a la figura de Casillas tanto en el Real Madrid como en la selección española, que para él "también es un dolor" que no juegue Iker, pero cuando tiene "la duda", intenta "elegir al mejor". El rendimiento deportivo decidió.

En el nuevo escenario, con Casillas esperando la oportunidad para convertirse en el primer futbolista de la historia en jugar cinco Eurocopas, quien sabe si su último récord como internacional, el fin de su etapa comienza a asomar. Su deseo era esperar al Mundial de Rusia pero desde su salida del Real Madrid los acontecimientos se aceleran. Irá en función de su rendimiento y sus ganas de seguir porque en la Roja con Del Bosque o el nuevo seleccionador, siempre tendrá el respeto que merece una leyenda. Ahora, en un nuevo rol.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque