Facebook Twitter Youtube
Morata y Nolito marcaron en otra exhibición de la 'Roja'

La transición de la 'Roja' ya da sus frutos (3-0)

Escrito por Joaquín Anduro

Viernes, 17 Junio 2016 23:16
Facebook Twitter 20
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Morata celebra su primer tanto en el partido.

La selección española se ha impuesto a Turquía por un aplastante 3-0 en un partido en el que la 'Roja' combinó el buen fútbol al que nos tiene acostumbrados con los goles que han faltado en otras ocasiones. Goles anotados por esos jugadores que encabezan la 'transición' de la que tanto se ha hablado en esta Euro.

El partido comenzó duro, con intensidad, con los jugadores turcos aprovechando el arreón inicial para dar algún aviso a la selección española. Un aviso que pudo llegar en una contra cortada por Sergio Ramos que provocó que el de Camas fuera el primer amonestado del partido.

Comenzaba a mover el balón España, intentando alcanzar la fluidez en los pases y movimientos que demostraron el día 13 en Toulouse, en el debut de la 'Roja' en el torneo frente a a la República Checa. Pero los turcos apretaban, lejos de encerrarse atrás y esperar noticias como hiciera la República Checa. Morata peleó un balón en la frontal del área para sacarse de encima la pelota lanzando a puerta y encontrándose con la estirada de Volkan Babacan, que despejó el balón a saque de esquina.

Tras un envío de Jordi Alba desde la izquierda llegó la más clara, con Mehmet Topal enviando el balón a su propio palo al intentar cortar el pase sobre Morata. En ese córner Piqué pudo colocarse entre los máximos goleadores del torneo al rematar solo desde el área pequeña. Sin embargo, no conectó bien con la pelota y el balón se marchó por arriba.

Muchas jugadas en el inicio de partido por la banda izquierda, con un Jordi Alba omnipresente por todo el carril y Nolito recortando siempre para dentro buscando más la portería de Babacan y ofreciendo una ayuda en esas combinaciones en la frontal del rival que son marca de la casa en la selección.

Las únicas ocasiones de Turquía en la primera mitad llegaron en las botas de Hakan Çalhanoglu, su mejor jugador. El guante del centrocampista del Bayer Leverkusen era uno de los peligros a los que más temían los hombres de Del Bosque, y una falta directa suya pasó rozando la escuadra derecha de un De Gea que prácticamente fue un espectador de lujo en el moderno Allianz Riviera de Niza.

Sobre la media hora de juego Iniesta comenzaba a entrar más en juego y la selección lo notaba, aunque el 0-0 invitaba a pensar que el partido tomaría los derroteros del partido inaugural y el gol tardaría en llegar, por mucho que Nolito tuvo una ocasión clarísima en un disparo con el interior del pie derecho de esos que han permitido al Celta jugar competición europea la próxima temporada.

El propio jugador de Sanlúcar de Barrameda tomó parte en la acción del primer gol. Colgó un balón al corazón del área y allí apareció Morata para cabecear la pelota a la red como si fuera el mismísimo Aritz Aduriz. El jugador de la Juve marcaba así su primer gol en una fase final de un torneo con la selección española, rememorando aquel Europeo con la sub 21 en 2013, donde se proclamó máximo goleador con una selección plagada de futuras estrellas.

Sin apenas tiempo para reaccionar llegaba el segundo. Tocaba España en la frontal del área y Cesc Fábregas se percató del enésimo movimiento de Nolito en dirección a portería. Le puso el balón por arriba, Mehmet Topal falló en el despeje y el sanluqueño se lanzó al suelo para empujar el balón a la portería de Babacan. Dejó el celtista una de las imágenes del partido al buscar a Iker Casillas para abrazarle en la celebración, de protagonista a protagonista en esta 'transición'.

La muralla turca caía antes que la checa y los jugadores españoles respiraban ante un partido en el que no tendrían que pasar apuros de última hora para buscar el gol.

Aún pudo aumentar más el marcador España antes de acabar la primera mitad en una contra en la que Topal se resarció del error en el segundo tanto cortando una jugada de tres para uno, con el ex del Valencia como único representante otomano.

Terim sorprendía nada más iniciar la segunda parte sacando del campo a Çalhanoglu, el autor de las dos ocasiones para Turquía en la primera mitad para dar entrada a un Sahin que apenas pudo retener el balón para su selección. Al menos no se convirtió en el objetivo de los pitos de sus aficionados, algo a lo que se está acostumbrando Arda Turan en este torneo.

El jugador del Barcelona apenas tocó balón en todo el encuentro y su parsimonia enfureció a una afición turca que poblaba en mayoría el Allianz Riviera y que abucheó hasta la saciedad a la que se presumía como su estrella. La afición española respondió con guasa, rememorando el '¡Arda Turan, Arda Turan!' que retumbaba en el Vicente Calderón cuando el turco jugaba bajo las órdenes del único entrenador que ha sido capaz de hacerle correr, el 'Cholo' Simeone.

Burak Yilmaz tuvo la más clara para su equipo al poco de la reanudación con un disparo desviado después de recortar a Piqué dentro del área. La reacción otomana finalizó ahí, ya que Morata marcaba su segundo tanto sentenciando el partido en una jugada de genio de Iniesta.

El manchego recordó a la UEFA que el fútbol no son matemáticas filtrando una pelota para que Jordi Alba le entregara a Morata el gol que le deja empatado con Stancu, Payet y Bale en la cabeza de los máximos goleadores del torneo. El pase magistral de Iniesta llevaba una dedicatoria indirecta a la UEFA y ese sistema que le ha dejado fuera del once ideal de la primera jornada del campeonato. Al menos le recompensaron al final con el premio al mejor del partido.

Ahí se acabó el partido. Con las entradas de Bruno Soriano, Koke y Azpilicueta, España reservó minutos a algunos de sus hombres y dio mayor solidez para evitar algún susto de última hora. De ahí al final sólo hubo detalles como una jugada de bailarín de Silva en la frontal o un disparo de Bruno, que está demostrando tener galones para hacerse con un hueco entre los fijos en las convocatorias de la selección.

Sahan pudo marcar el gol del honor para su selección y el lateral del Chelsea evitó el tanto, poco antes de que Mazic señalara el final de un partido que deja a España clasificada para los octavos de final. El primer puesto se decidirá en Burdeos el próximo martes ante una Croacia sin Modric, en un partido en el que el empate le basta a los hombres de Del Bosque. Aunque esta selección no se conforma con el empate; se gusta y quiere seguir haciendo disfrutar a todos los aficionados en la búsqueda de la triple corona consecutiva en el Viejo Continente.

- Ficha técnica:

3 - España: De Gea; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba (Azpilicueta, m. 80); Cesc (Koke, m. 70), Sergio Busquets, Iniesta; Silva (Bruno, m. 64), Morata y Nolito.

0 - Turquía: Babacan; Gonul, Topal, Balta, Erkin; Calhanoglu (Nuri Sahin, m. 46), Ozan Tufan, Inan (Yunus Malli, m. 70), Ozyakup (Sahan, m. 62), Arda Turan; y Burak Yilmaz.

Goles: 1-0, m. 34: Morata de cabeza a centro de Nolito. 2-0, m. 37: Nolito remata a la red un mal despeje de Topa. 3-0, m. 48: Morata empuja a la red un pase de Jordi Alba tras pase de genio de Iniesta.

Árbitro: Mirolad Mazic (Serbia). Amonestó al español Sergio Ramos (m. 1) y a los turcos Burak Yilmaz (m. 9) y Ozan Tufan (m. 40).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo D de la Eurocopa de Francia 2016, disputado en el estadio Allianz Riviera de Niza ante 33.409 espectadores.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque