Facebook Twitter Youtube
Termina la segunda jornada como la más goleadora

España, el gol y una deuda saldada

Escrito por Iñaki Dufour / EFE

Domingo, 19 Junio 2016 16:43
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

La plantilla celebra uno de los goles ante Turquía.

La selección española terminó la segunda jornada de la Eurocopa 2016 como la más goleadora del torneo, igualada con Francia, con cuatro tantos, dos de ellos de Álvaro Morata, que zanjan la preocupación de la eficacia ofensiva, con las eliminatorias de la competición ya a la vista.

"Hacer goles es concluir una obra. De nada sirve jugar bien y no marcar", decía satisfecho Vicente del Bosque minutos después del triunfo por 3-0 en el estadio Riviera Allianz de Niza frente a Turquía, el momento en que todas las dudas ofensivas quedaron superadas por el ejercicio de pegada del conjunto español.

Había una preocupación en ese sentido desde el 0-1 frente a Georgia que se amplió en la primera jornada, aunque con victoria, frente a República Checa por la cantidad de ocasiones producidas y sin recompensa ante la meta de Petr Cech, con Álvaro Morata y Aritz Aduriz, los dos delanteros de España, o Nolito sobre el foco.

"Ahora dirán que nos sobra gol", bromeaba Bruno Soriano después del triunfo del pasado viernes en Niza, la reivindicación de Morata con dos goles -suma cinco tantos en once encuentros con la 'Roja'-, pero también de Nolito, que dio una asistencia al ariete y que después, oportuno al fallo rival, transformó el 2-0 ante Babacan.

"¿Una liberación? Sabía que tarde o temprano iba a llegar el gol. El otro día también tuve enfrente uno de los mejores porteros que hay en el Europeo (Cech), tampoco estuve acertado y al final ha llegado el gol", se congratuló Morata tras su 'doblete', el primero en esta edición del torneo. Ya lidera la tabla de goleadores.

En la era Del Bosque, hay dos referencias goleadores en las fases finales de los grandes torneos: cuatro goles de Fernando Torres y seis de David Villa, aunque este último jugaba generalmente más tirado hacia una banda, como lo hace ahora Nolito en la selección.

Y hasta el duelo contra Turquía, el equipo desde que lo entrena Vicente del Bosque llegó a Niza con 24 goles en 17 encuentros entre una fase final de la Eurocopa de 2012, de la que fue campeón, y de dos Mundiales, el de 2010 con título para España y el de 2014 con eliminación de la 'Roja'. Una media de 0,70 goles por partido.

Ahora, entre la primera y la segunda jornada de la actual edición del torneo continental, promedia dos por encuentro, a la vez que Del Bosque ha retocado algo su juego ofensivo. Contra Turquía, los extremos, Nolito y Silva, se cerraron al medio insistentemente para dejar más terreno a los laterales Juanfran Torres y Jordi Alba.

"Los laterales rompen líneas y es primordial, luego centrocampistas como Andrés o yo, como Koke o Thiago tenemos que jugar entre líneas, que es muy difícil. Tienes que intentar no bajar a recibir, no ir por el balón, no frustrarte pese a no recibirlo. A lo mejor pierdes ese toque, pero das esa profundidad al equipo que se necesita para romper planteamientos del rival y no quedarte atascado", explicó Cesc Fábregas, centrocampista de la selección.

"En el puesto de '9' (en la selección) tienes que tener paciencia, intentar dar soluciones al equipo, estar listo cuando el balón llega a las zonas determinantes, estirar el campo y dejar que los jugadores elaboren la jugada", repasa Aritz Aduriz en declaraciones en la concentración en la Isla de Ré.

"Al final, el juego de la selección tiene matices muy concretos. Es verdad que quizás no se juega tan directamente con el delantero como otros equipos, pero la jugada se va elaborando y el balón, cuando llega, lo hace en muy buenas condiciones y tienes que estar preparado. No es una regla pero normalmente el balón te llega menos pero mejor", continuó el atacante, cuyo equipo ha recuperado el gol.

De momento, al término de la segunda jornada, es el más goleador, sólo igualado por Francia. Nadie más se acerca a los registros sobre la portería contraria de la selección, la única junto a Bélgica que ha logrado tres tantos en un partido, y avista el futuro con optimismo y una deuda saldada sobre la portería contraria.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque