Facebook Twitter Youtube
Sirvió a Aduriz y Thiago las dos mejores de España

Lucas Vázquez debuta desequilibrando

Escrito por EFE / Lucía Santiago

Martes, 07 Junio 2016 22:50
Reportar vídeo Reportar


En el epílogo de la preparación para la Eurocopa de Francia 2016, en una bochornosa noche en Getafe, el extremo gallego del Real Madrid Lucas Vázquez oficializó su entrada en la historia de la selección española de fútbol.

El amistoso ante el combinado de Georgia sirvió de pretexto para que el jugador de Curtis (La Coruña) se enfundara por vez primera la camiseta roja y luciera sobre su pecho la estrella que acredita al combinado español como campeón del mundo.

Hace seis años, cuando el grupo dirigido por Vicente del Bosque perseguía en Sudáfrica su mayor conquista, Lucas Vázquez todavía crecía en las categorías inferiores de su actual club. Hoy compartió vestuario y césped con el artífice del gol que valió el triunfo en aquella final ante Holanda: Andrés Iniesta.

A él y a otros 21 compañeros se unirá el gallego, de 24 años, en la lucha por el tercer entorchado continental consecutivo, con el único peso de los 60 minutos que el técnico español le concedió este martes en el Coliseum Alfonso Pérez.

El examen, no obstante, lo había superado antes; en cada uno de los 33 partidos que esta campaña contabilizó bajo las órdenes de Rafa Benítez, primero, y de Zinedine Zidane, después, con la notable aportación de cuatro goles y siete asistencias.

También un penalti, el que abrió la tanda y encarriló la conquista de la undécima Copa de Europa del club madridista en el definitivo encuentro de la Liga de Campeones, ante el Atlético de Madrid, en Milán.

Ese fue el último compromiso del curso con su equipo. Pero en una temporada inacabada -dada la merecida llamada de la selección absoluta-, Lucas Vázquez ofreció solidaridad, profundidad, velocidad y desborde en su estreno con el conjunto nacional.

En el último choque de preparación para la cita continental, que para España comienza el lunes ante la República Checa en Toulouse, se acomodó en el flanco derecho de una delantera que completaron Nolito (Celta de Vigo) y Aritz Aduriz (Athletic Club) dadas las suplencias de Pedro Rodríguez (Chelsea) y David Silva (Manchester City), quien lo sustituyó para interrumpir el sopor en el minuto 60.

En esa primera hora de envite, en cualquier caso, el '9' disfrutó de sus combinaciones con el colchonero Juanfran Torres, el antihéroe el pasado 28 de mayo en Italia; activó a Cesc Fàbregas y Thiago Alcántara, acomodados esta noche como interiores; y lanzó a Aduriz en algunas de las jugadas en las que asumió el protagonismo.

Precisamente, una internada suya con posterior centro a la cabeza del delantero del Athletic Club puso en marcha la ola en las gradas del estadio cumplido el minuto 22.

Eso fue después de sufrir la dureza de Navalovskii y las faltas de Dvalishvili y Kashia y poco antes del único tanto del duelo, obra del georgiano Okriashvili.

Ese fue el único punto infausto de una jornada en la que Lucas Vázquez volvió a demostrar que "los sueños no tienen límite". Esa es la frase que a menudo comparte en su perfil en las redes sociales.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque