Facebook Twitter Youtube
Las numerosas bajas defensivas se paliarán con el poderío en ataque

Francia, dinamita ofensiva, inquietud defensiva

Escrito por ElDesmarque/EFE

Miércoles, 01 Junio 2016 12:02
Reportar vídeo Reportar


Francia afronta en su propio terreno una Eurocopa en la que los últimos resultados han desatado la euforia, soportada en la dinamita de un ataque encarnado en la figura de Antoine Griezmann, pero matizada en los últimos días por las dudas que suscita la defensa.

El seleccionador, Didier Deschamps, el hombre que ha conseguido reconstituir un grupo que quedó descompuesto tras el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012, parece haber compensado mejor las ausencias ofensivas que las que, a última hora, le han surgido en la zaga. Las bajas de Raphael Varane y Jérémy Mathieu en los últimos días, se suman a la de Mamadou Sakho, sospechoso de dopaje, lo que le dejan sin algunos de sus hombres más asiduos en la defensa y le obligan a improvisar.

En ese contexto, Laurent Koscielny se perfila como el principal pilar defensivo y, las circunstancias deben asociarle al sevillista Adil Rami, convocado a última hora pese a que no era un asiduo de las listas de Deschamps. Al igual que el jovencísimo Samuel Umtiti, que ha entrado en la convocatoria definitiva para afrontar los problemas en la defensa. Los laterales serán para Bacary Sagna y para el veterano Patrice Evra, mientras que en la portería todo apunta a la presencia del meta del Tottenham Hugo Lloris, capitán del equipo.

Más fácil ha resultado para Deschamps compensar los problemas que le surgieron en ataque. Karim Benzema, ausente tras estar imputado por complicidad en un presunto intento de chantaje con un vídeo sexual a Mathieu Valbuena, y Frank Ribéry, que decidió acabar con su carrera internacional, han dejado al seleccionador sin dos de sus opciones con más experiencia en duelos internacionales de alto voltaje. Sin ellos, Francia pierde dos piezas de calidad, pero su ausencia hace resurgir a un grupo que, además, no está exento de estrellas.

Deschamps cuenta con Antoine Griezmann como principal estilete ofensivo, asentado en su buena temporada en el Atlético de Madrid y, sin Benzema, convertido en el principal referente en ataque. Con una personalidad totalmente diferente de la del madridista, el rojiblanco se ha ganado, además, el favor de la grada, que ha olvidado ya sus desmanes juveniles, que le valieron una sanción federativa tras haber abandonado una concentración de los sub-20.

Pese a que solo tiene 25 años, Griezmann pone rostro a la nueva selección francesa, en la que también destaca al juventino Paul Pogba, otro de los hombres llamados a impulsar a Francia hasta lo más alto. El centrocampista de la Juve es el principal elemento de un medio del campo en el que también destaca el parisiense Blaise Matuidi, complementado con el futbolista del Leicester N'Golo Kanté, que tendrá más protagonismo tras la baja del exmadridista Lassana Diarra.

Junto a Griezmann, Deschamps puede combinar a hombres de movilidad, como el jugador del Manchester United Anthony Martial, junto a "9" más puros como el estilete del Arsenal Olivier Giroud o el de los Tigres mexicanos André-Pierre Gignac.

Once tipo: Lloris; Sagna, Rami, Koscielny, Evra; Pogba, Diarra, Matuidi; Cabaye, Griezmann y Payet.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque