Facebook Twitter Youtube
Se ha compenetrado a la perfección con Griezmann y Giroud

Payet, la tercera punta del tridente

Escrito por Luis Miguel Pascual / EFE

Viernes, 10 Junio 2016 23:14
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Payet celebra el gol con sus compañeros.

Francia ha encontrado en Dimitri Payet la tercera punta de su tridente, que completan Antoine Griezmann y Olivier Giroud. El jugador del West Ham se mostró como un complemento perfecto de los otros dos en el duelo inaugural de la Eurocopa.

No en vano, fue designado como el hombre del partido por los internautas.

Asistente en el primer tanto, obra de Giroud, marcó el segundo, el que dejó a salvo los tres puntos para la selección de Didier Deschamps.

Payet ha pasado en pocos meses de héroe a villano. Jugador de carácter difícil, colérico, parecía casar mal en la balsa de aceite que quiere construir el seleccionador francés y por eso su encaje en el equipo ha costado tiempo.

Pero en esta Francia de circunstancias, donde unos se van por sus problemas judiciales y otros no llegan por sus desavenencias con el grupo, el jugador originario de la Guayana ha sabido aprovechar las oportunidades para ganarse al país.

Las lágrimas en los ojos cuando abandonaba el campo en el minuto 92, tres después de haber dado a Francia el gol de la victoria en el debut de la Eurocopa, sellaron la reconciliación entre el jugador y la grada, que asistió ansiosa a un festival del jugador del West Ham.

Antes de marcar, Payet se cansó de asistir, de convertirse en el origen de todo el peligro de Francia, de valerse de su calidad para colocar el balón allí donde hace daño, en la espalda de las defensas.

Giroud aprovechó una pero tuvo más. Griezmann estrelló otra en el palo y en un buen pase de Payet desde la derecha, su tiro se marchó por apenas unos centímetros.

Deschamps parece haber encontrado al jugador que necesitaba para completar su trío de ataque.

Para llegar a donde está, Payet ha tenido que moderar su genio, limar su carácter y plegarse a las exigencias del grupo, una condición indispensable para que Deschamps abra las puertas de la selección.

En las horas previas al partido se especulaba con que su puesto en el once lo ocuparía Antony Martial, pero finalmente fue Payet el que figuró en el equipo titular.

Y no desaprovechó la ocasión. Ahora, Deschamps tendrá difícil no seguir confiando en él. El público coreó su nombre y eso es una hipoteca incluso para un seleccionador indiscutible como el de Francia.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque