Facebook Twitter Youtube
El atacante ha marcado dos goles en las dos primeras jornadas

La explosión de Gareth Bale

Escrito por Juan José Lahuerta

Viernes, 17 Junio 2016 13:51
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

El jugador galés, durante un partido con su selección.

Gareth Bale acabó la temporada como un tiro en el Real Madrid. Sin duda, fue uno de los jugadores más en forma de todo el equipo de Zinedine Zidane, que disfrutó del potencial de su jugador en el tramo decisivo del curso. Ahora, en la Eurocopa, Bale no ha echado el freno. 

El comienzo del año para la estrella galesa no auguró nada bueno. Incluso hasta las últimas 12 jornadas de Liga, su año estaba siendo, como mínimo, irregular. Su progresión fue frenada en varias ocasiones por una razón que a Bale le traía por el camino de la amargura: las lesiones.

Ya en septiembre, durante un partido ante el Shahktar Donestsk de Liga de Campeones, se rompió el sóleo de la pierna izquierda y perdió cuatro partidos, tres de Liga y uno europeo ante el Mälmo. Entre medias, recién recuperado, jugó dos encuentros seguidos con Gales ante Bosnia y Andorra.

Bale se la jugó por Gales, recayó de su lesión y se perdió otros dos duelos de Liga. Su reaparición llegó con uno de sus mejores momentos del curso. Encadenó ocho encuentros de Liga y marcó once goles. Pero, de nuevo, se lesionó el sóleo, esta vez el de la pierna derecha, durante un partido ante el Sporting.

Reapareció después de ocho encuentros y volvió a pleno rendimiento. Aún así, llegó su cuarta lesión -sobrecarga muscular- y su quinta -distensión en su rodilla derecha- por las que tuvo que parar dos encuentros más. Bale parecía tener muy mala suerte. Sin embargo, "el Expresso de Cardiff" no se vino abajo. Todo lo contrario.

En los duelos decisivos del final de temporada Bale demostró estar en un estado de forma estratosférico. En varios partidos sostuvo al Real Madrid, que llegó vivo al último día de Liga y después ganó de forma agónica al Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones.

Al final, su año, pese a las lesiones, fue bueno. Sobre todo, por su final de campaña. Estuvo por encima del resto y, pese a sus problemas, firmó 19 goles en todas las competiciones. Además, fue decisivo en la clasificación de Gales a la Eurocopa, con 7 tantos más en todos los partidos que disputó.

Ahora, con su actuación al frente de su selección, Bale está terminando de coger los galones que debe adoptar en un futuro con el Real Madrid. Gales, un equipo débil, sigue vivo en la Eurocopa gracias a Bale, que en sus dos primeros encuentros demostró que es un jugador de talla mundial.

Muchas veces es en los grandes torneos donde muchos nombres consiguen un respeto que va más allá de los clubes. Por ejemplo, Cristiano lo tiene en el Real Madrid, pero con sus actuaciones al frente Portugal a veces pierde algo de credibilidad. En su estreno contra Islandia, el jugador portugués no ofreció su mejor nivel, algo que Bale sí está haciendo con Gales.

Sus dos goles de falta en los partidos que disputó ante Eslovaquia e Inglaterra y su papel determinante en ambos no son ya ninguna casualidad. Y menos su actitud fuera del terreno de juego. Bale no tiene problemas en recibir los golpes que llegan hacia Gales y, sobre todo, en darlos.

Su carácter ha cambiado. Ya no es el chico tímido que llegó al Real Madrid. Reparte mandobles verbales sin dudarlo. Esta semana dijo que Inglaterra pone menos pasión que Gales y que ningún jugador inglés podría jugar con su selección. Lo hizo sin despeinarse.

Y es que Bale ya no es el mismo. Algo ha cambiado en él. Si sigue así, tendrá datos en la mano para compartir el liderazgo del Real Madrid con Cristiano y dejar de estar a su sombra. La explosión de Bale en la Eurocopa, una continuación de su brutal estado de forma de final de curso, podría cambiar las jerarquías en el Real Madrid. Mientras, Bale sueña con hacer algo grande con Gales.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque