Facebook Twitter Youtube
Lo hará con una selección renovada del Mundial de Brasil

Alemania quiere también el trono europeo

Escrito por Rodrigo Zuleta

Miércoles, 01 Junio 2016 11:17
Reportar vídeo Reportar


La Alemania campeona del mundo viaja a Francia con un claro objetivo: el título europeo y en medio de un proceso en el que el equipo trata de reinventarse con algunos jugadores nuevos que se suman a los que ya antes eran habituales.

De la selección campeona del mundo tres jugadores -Philipp Lah, Miroslav Klose y Per Mertesacker- han puesto fin a su carrera internacional.

El vacío más grande lo ha dejado Lahm, el versátil jugador del Bayern Múnich, para quien no se ha encontrado sucesor en su posición de lateral derecho.

Si se mira la convocatoria, salta a la vista es la escasez de laterales puros, el único es Jonas Hector que juega por la banda izquierda.

El seleccionador, Joachim Löw, lleva dos años enfrentándose a ese problema para el que ha buscado diversas soluciones. La última variante ha sido apostar por una defensa de tres centrales como la que jugó el amistoso contra Italia que se saldó con un triunfo por 4-1.

Otra variante es recurrir a Hector para la banda izquierda e improvisar a Sebastian Rudy o a Emre Can como laterales derechos. En el centro de la defensa Jerome Boateng y Mats Hummels son inamovibles y podrían ser acompañados por Benedikt Höwedes, que jugó todo el pasado Mundial como lateral.

En el centro del campo todo depende de la recuperación de Bastian Schweisteiger y Sami Khedira ya que ambos tienen todavía problemas físicos. Si llegan a tiempo, es de esperar que sean titulares al lado del madridista Toni Kroos.

Para el ataque las opciones de Löw son tantas que puede pensarse que el único fijo es Thomas Müller que podría jugar por la banda derecha o también como delantero centro.

Por la izquierda Marco Reus es candidato, lo mismo que Mesut Özil, mientras todo indica que Lukas Podolski será otra vez suplente, como lo fue durante el Mundial de Brasil.

El esquema con tres centrales abriría campo para que jugasen los dos -Özil por el centro- sin tener que renunciar a un nueve puro, que sería Mario Gómez.

En todo caso, por lo que ha dicho hasta ahora Löw, todo indica que el once variará a lo largo del torneo según el rival de turno.

Löw ha dicho -en una entrevista con el "Süddeutsche Zeitung"- que ve el torneo dividido claramente en dos fases.

En la primera -que incluye los partidos de la fase de grupos y de octavos de final- Alemania, según Löw, se enfrentará a equipos que -con la excepción de Polonia- procurarán encerrarse atrás y apostar por los contragolpes.

A partir de cuartos empezará la segunda fase con rivales que jugarán de igual de igual. Löw sostiene que precisa un equipo para cada una de esas etapas. En la primera necesita a los luchadores -eso hablaría a favor de Podolski- y en la segunda a los jugadores más técnicos.

Once tipo: Neuer; Höwedes, Boateng, Hummels; Khedira, Schweinsteiger; Kroos; Müller, Özil, Reus; y Gómez.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque