Facebook Twitter Youtube
La parte ofensiva, la más débil del equipo de Vrba

La Chequia de Petr Cech afronta su torneo favorito

Escrito por ElDesmarque/EFE

Miércoles, 01 Junio 2016 11:31
Reportar vídeo Reportar


Chequia vuelve a la Eurocopa, un torneo al que no ha faltado desde 1996, con un equipo bien plantado atrás, apuntalado por el meta Petr Cech, aunque débil en el ataque ya que no ha encontrado aún reemplazo al histórico goleador Jan Koller, retirado en 2009.

Cech, recuperado de su lesión de espalda, acaba de ganar el "guante de oro" de la Premier League por el mayor número de partidos sin encajar gol, dieciséis, un galardón que obtiene por cuarta vez y que le permite soñar con el éxito en Francia, en su duodécimo año con la selección.

"Los sueños son para ser soñados. Por eso sueño con la final y con la victoria", reconoció Cech a la prensa antes de iniciar la concentración.

Con uno de los mejores porteros del mundo, en el ataque sigue sin llegar el sustituto de Jan Koller, que con 55 tantos en sus 91 partidos disputados entre 1999 y 2009, sigue siendo el mayor goleador de la historia del combinado.

Tras despedirse del Arsenal, donde por una lesión muscular sólo pudo disputar 19 minutos esta temporada,Tomas Rosicky, con un centenar de apariciones y 22 goles en su haber con su selección, quiere aportar en Francia la veteranía que le dan sus 35 años, al menos en los momentos claves. El exfutbolista del Borussia Dortmund reconoce que no sabe si estará al cien por cien para saltar al césped en Francia, en la que sería su cuarta Eurocopa, pero asegura que tratará de poner un broche de oro a su trayectoria, tras su título de la Bundesliga con el Borussia en 2002, junto a Koller, disputar, también ese año, una final de la UEFA con el club alemán, y obtener dos Copas inglesas con los Gunners londinenses.

El palmarés de los checos en la Eurocopa consiste en un subcampeonato, conseguido en Inglaterra en 1996, y un bronce, el de Portugal de 2004. Ahora el equipo, ausente de los Mundiales de Sudáfrica y Brasil, busca repetir una buena actuación. Lo han hecho durante la fase de clasificación para esta Eurocopa, en la que acabaron primeros de grupo, dejando en la cuneta a Holanda e Islandia. Ahora los pupilos de Pavel Vrba tendrán que ratificar su buen juego en la fase de grupos, frente al vigente campeón, España, además de Turquía y Croacia. "No vamos (a Francia) a pasarlo bien, vamos por el éxito y espero conseguirlo. Estoy convencido de la fuerza de este equipo, y aunque sobre el papel no seamos favoritos, el fútbol sorprende", dijo Vrba.

A falta de los míticos Pavel Nedved, Karel Poborsky, Vladimir Smicer y Jan Koller, es la línea ofensiva la que más problemas plantea y, a fecha de hoy, esta demarcación sigue siendo una incógnita. Para paliar estos problemas, Vrba quiere probar al joven Patrik Schick, de 20 años, que hizo una gran temporada en el Bohemias de Praga, así como del veterano David Lafata, de 34 años, cinco veces máximo goleador de la Liga Checa.

Además de los legionarios de las ligas extranjeras, Vrba echará mano para su alineación de jugadores de los dos equipos fuertes de la Liga Checa, el Viktoria Pilsen, al que entrenó seis años, y el Sparta de Praga.

Once tipo: Cech; Kaderavek, Sivok, Hubnik y Limbersky; Darida, Dockal, Rosicky, Krejci y Kolar; y Lafata.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque