Facebook Twitter Youtube
A pesar del fracaso en Brasil, la selección llega como vigente campeona

La España del cambio quiere su triplete

Escrito por EFE / Roberto Morales

Miércoles, 01 Junio 2016 11:45
Reportar vídeo Reportar


España busca un nuevo hito en la Eurocopa 2016, convertirse en la primera selección que consigue cuatro títulos y enlaza tres consecutivos, con una nueva imagen diseñada por Vicente del Bosque, con relevo de jugadores sin querer modificar el estilo que condujo a la gloria.

El que se presenta como último torneo de Del Bosque como seleccionador y puede ser broche de oro a una era sobresaliente con la conquista del Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, es el del cambio en la Roja. El técnico dio un giro en la elaboración de una convocatoria renovada, en una línea opuesta a lo ocurrido en el Mundial 2014, donde la eliminación a las primeras de cambio sirvió de lección.

En esta ocasión no ha habido reconocimientos para futbolistas que marcaron la etapa dorada del fútbol español. A la cita mundialista de Brasil acudieron como último servicio a la causa, jugadores claves en el éxito -Xavi Hernández, David Villa, Xabi Alonso- y el final no estuvo a la altura. Entre ellos incluye Del Bosque a Fernando Torres, al que de nada sirvió el espectacular final de temporada con el Atlético de Madrid. Es un ciclo cerrado.

Difícil continuidad tendrá también la de Diego Costa, apuesta personal de Del Bosque que incidió en su acople al grupo, pero un solo tanto en sus apariciones con la Roja y la temporada brillante de Aritz Aduriz con el Athletic Club (36 goles en 55 partidos), modifican la filosofía del seleccionador.

A sus 35 años, sin pasado como internacional más que tres apariciones puntuales, Aduriz será la referencia en punta porque Del Bosque también descartó al máximo goleador de la fase de clasificación a la Eurocopa, Paco Alcácer, autor de seis tantos en trece partidos. Así, el número de 'nueves' queda reducido a dos con la presencia fija de Álvaro Morata tras un irregular año en el Juventus. Del Bosque dio un toque de atención a los dos jóvenes puntas tras mostrar confianza en ellos en la convocatoria pese al bajón de nivel en sus clubes, y finalmente tomó una decisión que sorprendió pero buscando el bien para los intereses de la selección.

Reaparece de esta manera la variante táctica que fue clave para la conquista del último título europeo, en Kiev, la figura del falso delantero centro. En aquel momento fue Cesc Fábregas el elegido. Algo menos probable en el presente, obligado a cambiar automatismos de centrocampista al mando desarrollados en el Chelsea y que con su experiencia de internacional desea extender en la selección. David Silva, Nolito o Pedro Rodríguez son opciones más firmes.

España mantiene una columna vertebral de su época de ensueño. Con Iker Casillas en plena "transición dulce" en portería, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Sergio Busquets y Andrés Iniesta. A ellos se suman nuevas generaciones acostumbradas al éxito en categorías inferiores, los Thiago Alcántara, César Azpilicueta o Koke Resurrección.

La portería dejará un debate que se va apagando entre David De Gea y Casillas con Sergio Rico de espectador. En defensa Juanfran y Héctor Bellerín pelearán por el lateral derecho, Azpilicueta complementará el izquierdo de Jordi Alba, Ramos y Piqué los jefes de la zaga con Marc Bartra como tercer central. Su presencia generó ruido por la falta de minutos en el Barcelona. No hubo opción de regreso para Raúl Albiol, que era fijo de la Roja cuando no jugaba en el Real Madrid y ahora no cuenta jugándolo todo a buen nivel en el Nápoles. Tampoco se produjo el regreso de Javi Martínez, con ya más de dos años de ausencia, pese a volver a brillar en el Bayern. Un problema de tobillo invita a no arriesgar al seleccionador.

La gran novedad de la renovación que se le encomendó a Del Bosque tras el Mundial es Lucas Vázquez. El gallego el perfecto jugador 12, siempre cumpliendo con el Real Madrid cuando tuvo la oportunidad. Hereda en la Roja un papel que en el pasado interpretó Jesús Navas. Jugador muy específico de banda, diferente al resto y único en el plantel. Encara y desborda. Con más gol incluso. Figura muy útil en un torneo corto para partidos que se traban.

Once tipo: De Gea, Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Cesc, Koke, Iniesta, Silva y Morata.

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque