Facebook Twitter Youtube
Se resarce con su golazo de su fallo en la Euro 2008

La venganza turca de Luka Modric

Escrito por EFE / ElDesmarque

Domingo, 12 Junio 2016 17:06
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Modric aplaude después del partido.

El Turquía-Croacia se anunciaba como un duelo del medio del campo, la línea más fuerte de ambos equipos, y no decepcionó, pero entre tanta burocracia de control emergió la figura de Luka Modric, elegido hombre del partido.

Muy vigilado durante todo el encuentro por los turcos, el jugador del Real Madrid logró imponerse como el hombre más decisivo del centro del campo, además de convertirse en el autor del gol que dio a Croacia los tres primeros puntos de la Eurocopa.

Una extraordinaria volea cuando se aproximaba el descanso, desde la medular del área, sorprendió al meta turco y se coló en las mallas de la portería. Celebró ese gol con rabia, recordando la eliminación de su país frente al mismo rival en los cuartos de final de la Eurocopa de 2008 en la tanda de penaltis, a la que llegaron después de que Senturk empatara en el minuto 120 de la prórroga.

En esa tanda Modric falló el primero de los lanzamientos croatas de los tres que errarían los balcánicos para caer después de una primera fase en la que llegaron a vencer a la posterior finalista, Alemania. 

Asociado al barcelonista Ivan Rakitic y a Milan Badelj, Modric lideró el juego croata, que desarticuló bien la zona de creación turca, en un encuentro que tuvo lugar en el parisiense Parque de los Príncipes. 

Bajo la batuta del jugador del Madrid, los croatas se mostraron muy superiores a los turcos en esa zona del juego, donde el barcelonista Arda Turan estuvo lejos de su mejor nivel y fue cambiado a la hora de juego por el seleccionador, Fatih Therim.

Turan y Hakan Calhanoglu, los hombres fuertes de Turquía en el centro del campo no consiguieron hacerse con el control del partido, que en las mayores fases del juego estuvo en las botas de los croatas.

Y, esencialmente, fue cuando lo tuvo Modric cuando más sensación de dominio dio la selección entrenada por Ante Cacic.

Modric logró sacar la cabeza de la acumulación de jugadores en el centro del campo y del particular marcaje al que fue sometido por los rivales turcos.

Gracias al madridista, Croacia mostró su superioridad y dispuso de varias ocasiones para agrandar la diferencia en el marcador, frente a un equipo turco que tenía problemas para imponerse en el centro del campo.

En la prolongación de la gran temporada que ha completado con su club, culminada con la victoria en la Liga de Campeones, el croata demostró que está en un buen momento de forma. Solo en el último tramo del partido pareció acusar el cansancio y su ritmo se redujo de forma significativa, pero Cacic le mantuvo en el campo.

A sus 30 años, el menudo futbolista de Zadar consiguió su undécimo tanto con la camiseta de Croacia y respondió bien a los galones de líder del grupo que tanto sus compañeros como el seleccionador le ha otorgado.

Modric se encuentra en mejor estado que hace dos años, cuando llego al Mundial de Brasil en peores condiciones tanto físicas como psicológicas.

El jugador, al igual que el seleccionador croata, se han marcado como primer objetivo superar la fase de grupos, aunque aseguran que tienen plantilla para hacer algo importante en la competición.

Eso dependerá en buena medida que el jugador del Madrid siga liderando a su grupo.

CLICK PARA COMENTAR

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque