Facebook Twitter Youtube
EUROCOPA 2016 TURQUÍA

Arda Turan, en el punto de mira


Martes, 14 Junio 2016 09:53

El paso tranquilo de Arda Turan sobre el césped del Parque de los Príncipes de París y su aparente desidia en el Croacia-Turquía que perdió su selección 0-1, no pasaron desapercibidos en un país que apuntó a su mejor jugador después de la derrota.

Juan José Lahuerta

Hace tiempo que Turan no es el jugador combativo que triunfó en el Atlético de Madrid. A las órdenes de Diego Simeone alcanzó su mejor nivel y el pasado curso fue traspasado al Barcelona, donde no pudo comenzar a jugar hasta el mes de enero por la sanción FIFA. Ahí, en ese instante, comenzó su descenso hacia los infiernos.

Comenzó la pretemporada con el cuadro azulgrana con desventaja respecto al resto de sus nuevos compañeros. Como el otro fichaje del club, Aleix Vidal, no luchar por un puesto desde el principio del verano prácticamente le condenó a la suplencia en el Barcelona. Al final, apenas contó para Luis Enrique y Arda ha llegado sin ritmo de competición a la Eurocopa.

En total, con el preparador azulgrana sumó 1.174 minutos en los que marcó un par de goles. El dato es revelador. En el curso anterior, con Simeone en el Atlético de Madrid, acumuló 3.352 minutos en todas las competiciones oficiales. Y jugó a buen nivel, algo que en el Barcelona nunca consiguió.

Simeone, con mucho ojo, avisó del problema que podía tener Arda en el Barcelona. Fue claro, como siempre: "Los buenos jugadores no aseguran un buen equipo. Los futbolistas nuevos se tienen que adaptar al equipo para potenciarle".

Arda, nunca se adaptó al Barcelona. Luis Enrique no consiguió exprimir su calidad y fue carne de banquillo. Y, de ese modo, el turco, deprimido futbolísticamente en su club, llegó a la Eurocopa de Francia.

Pero, pese a esos datos y a esos precedentes, los aficionados otomanos esperaban a su estrella con ansiedad. Su reactivación era básica para que Turquía diera que hablar en el torneo.

Sin embargo, nada de eso ocurrió. El partido de Arda fue realmente malo. No dio una. No le salió nada. Mostró un estado físico preocupante, sin ningún tipo de electricidad y sin imaginación con el balón. Apenas participó en el juego y parecía escondido entre los 22 jugadores que estaban sobre el campo.

Mientras Luka Modric ejercía de estrella y tiraba de Croacia con un auténtico golazo, en el otro lado, el cuadro turco veía como mejor jugador estaba desaparecido. No había una referencia y su entrenador, Fatih Terim, le cambió a 25 minutos del final por Burak Yilmaz.

Arda, cabizbajo, abandonó el campo. Sabía que no lo había hecho nada bien y no se escondió. Dio la cara y se disculpó justo después del partido: "Hoy no he jugado bien, pero mis compañeros han dado un buen combate. Pido perdón al pueblo turco", afirmó el jugador del Barcelona.

Casi a la vez, Terim, un hombre sin pelos en la lengua, reconoció lo evidente y metió en el saco a su otro jugador franquicia, Calhanoglu: "Los dos son jugadores importantes, había puestas muchas expectativas en ellos, pero no dieron lo suficiente. Hay jóvenes que también deben dar más porque tenemos puestas muchas expectativas sobre ellos. Si mejoran, podemos pasar de ronda", declaró.

Turquía tendrá unos días para reactivar a Arda Turan. España, el rival más complicado del grupo, espera al jugador turco, que prácticamente vive en un búnker con toda su selección. No hay declaraciones a la prensa excepto en la víspera del duelo obligados por la UEFA y apenas se pueden ver los entrenamientos.

Eso puede beneficiar a Turan, que, aislado, podrá meditar e intentar encontrar su mejor versión sobre el terreno de juego. Mientras eso ocurre, y hasta que aparezca el jugador que brilló con Simeone, Arda Turan está en el punto de mira de todo un país, que aguarda al jugador del Barcelona con esperanza.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque