Facebook Twitter Youtube
El delantero dejará la selección tras la cita gala

La última de Ibrahimovic con Suecia

Escrito por EFE / Anxo Lamela

Miércoles, 01 Junio 2016 12:39
Reportar vídeo Reportar


Suecia se presenta en la Eurocopa en un momento de indefinición: entre la despedida de la máxima figura del fútbol sueco, Zlatan Ibrahimovic, y otros jugadores clave en la última década y el inicio de la renovación con la generación que hace casi un año ganó el Europeo sub 21.

Ibra, máximo goleador en la historia de su selección con 62 tantos, ha anunciado su despedida, a punto de cumplir 35 años, y no estará en Rusia 2018; algo similar a otros "clásicos" como el portero Isaksson o el mediocentro Kim Källström.

La brillante trayectoria del delantero del PSG -que lleva una década en la élite mundial y acumula títulos en Holanda, Italia, España y Francia- no ha tenido correspondencia en la selección.

Desde su explosión en Portugal 2004, donde dejó un gol de espuela inolvidable ante Italia y llevó a su equipo a cuartos, Ibrahimovic no ha vuelto a brillar en una fase final, un hecho que también tiene mucho que ver con la progresiva decadencia de Suecia, aunque siempre ha dejado algún detalle como el trallazo a Grecia en 2008 o la tijera ante Francia en la última Euro.

Tras la fallida clasificación para el Mundial de Brasil, Ibra, convertido en capitán en los últimos años, se echó el equipo a la espalda en esta fase, sobre todo en la eliminatoria de repesca contra Dinamarca, que decidió con tres goles, dos de ellos en el partido de vuelta en Copenhague.

Pero la exhibición del capitán sueco no oculta las limitaciones de un equipo que sufrió para acabar tercero en su grupo tras Austria, que humilló a Suecia en Estocolmo (1-4), y Rusia.

La dependencia de su estrella, la rigidez de sus centrales y la falta de creación en el medio son algunos de los defectos mostrados por Suecia y que su seleccionador, Erik Hamrén, ha intentado remediar dando paso a alguno de los jugadores que lograron el verano pasado el mayor éxito reciente del fútbol sueco: la Eurocopa sub-21.

Ahí figuran el central Lindelöf -una de las sensaciones de la última Liga de Campeones con el Benfica-, los centrocampistas Lewicki y Hiljemark, el delantero del Celta Guidetti, y otros jugadores con más experiencia como el extremo Forsberg.

La duda es si Hamrén, que ya ha anunciado que deja la selección tras el torneo, se atreverá a darles galones o apuesta por el bloque que ha jugado la clasificación, aunque en la lista definitiva ya mandó un aviso al dejar fuera a varios veteranos.

Aunque Suecia lleva cinco presencias consecutivas en la Eurocopa, su historia en la competición -que ha disputado en seis ocasiones- no tiene el lustre que la de los Mundiales, donde suma un segundo puesto (1958) y dos terceros (1950, 1994).

La cuarta plaza obtenida en la Eurocopa que organizó en 1992 sigue siendo su mejor posición de siempre, y con la excepción de 2004 -donde cayó eliminada por Holanda en los penaltis-, las otras veces no ha pasado de la primera fase.

Once tipo: Isaksson, Olsson, Granqvist, Johansson, Lustig; Källström, Ekdal; Forsberg, Ibrahimovic, Durmaz; Berg.

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque