Facebook Twitter Youtube
Los daneses entraron a última hora por la baja de Yugoslavia

Suecia 1992: Dinamarca, de vacaciones a campeona

Escrito por Celia Pérez

Jueves, 02 Junio 2016 19:05
Reportar vídeo Reportar


La Eurocopa de Suecia de 1992 fue testigo de una de las grandes sorpresa de la historia, ya que Dinamarca estaba eliminada y no contaba con disputarla este año. El contexto político y bélico que vivía la Europa del este con la guerra de los Balcanes provocó que la selección danesa entrara a última hora en sustitución de Yugoslavia, que se le prohibía participar por el confircto interno y la oposición de las republicas que estaba surgiendo.

Los jugadores daneses estaban de vacaciones cuando recibieron la llamada de su selección para llegar a marcha forzada a la Eurocopa. Tan mal pintaba la Eurocopa para esa selección invitada a última hora, que su máxima estrella en aquel momento, Michael Laudrup, declinó ir al torneo ya que consideraba nulas las opciones de su selección.

A Laudrup no le faltaba razón cuando pensaba que sin una preparación previa, sin el tiempo suficiente para realizar una concentración larga previa, donde los jugadores pueden entrenar y concentrarse, era muy difícil llegar lejos en Suecia. Pero nada más lejos de la realidad, Dinamarca consiguió espantar todos las creencias al terminar campeón ante

Su comienzo en la Eurocopa no fue del todo brillante, más bien hacia presagiar los temores de Laudrup tras la primera derrota y el primer empate del combinado. Fue incapaz de superar el empate frente a Inglaterra, y nada tuvo que hacer contra la anfitriona, con la que perdía por 1-0. Pero dio la sorpresa en el último partido, cuando fue capaz de superar a la todopoderosa Francia por 1-2.

El empate y la victoria le permitieron colarse en semifinales como segunda de grupo, junto a Suecia. De esta forma los hombres dirigidos por Möller-Nielses se plantaron frente a Holanda, que les esperaba para no ponerles nada fácil el pase hasta la final. Fue la gran prueba de fuego ya que los holandeses llegaban como claros favoritos al título, después de haberlo ganado en Alemania del 88 y haberse clasificado en esta Eurocopa como líder de grupo.

En el otro grupo, Holanda que llegaba de ser campeona en la Eurocopa de Alemania 1988 y con Bergkamp entre sus hombres más destacados, consiguió clasificarse junto a Alemania. Ambas pasaron por encima de Escocia y Rusia que se tuvieron que apear de la Eurocopa ante de semifinales.

Holanda aguardaba ilusionada en semifinales, pero fue en la tanda de penaltis cuando se impuso Dinamarca, que por aquel entonces contaba con uno de los mejores porteros de la época, Peter Schemeichel. El meta fue fundamental en el pase hasta la final al parar uno de lo penaltis decisivos, el de Marco van Basten.

Ya llegar a la final era como un cuento para una selección que ni tan siquiera había soñado llegar tan lejos. Quizás los sueños se cumplan cuando uno menos lo espera y eso es lo que le ocurrió a la selección danesa.

Los daneses no se amilanaron ante Alemania y el primer gol llegó de las botas de Povlsen, que desde la frontal del área batió por la escuadra la meta alemana tras un pase de Jensen. Era el turno de surfrir y de que los alemanes adelantaran líneas en busca del empate, pero fue el tramo final cuando Vilfort se marcha de Brehme y Helmer con un buen recorte y con un tiro cruzado bate una vez más la meta alemana.

Los daneses comenzaron a seguirse campeones de una Eurocopa en la que habían llegado casi sin darse cuenta. Con el pitido final ya explotaron todas la emociones que venían contenidas desde el principio del torneo, ya que ninguno de ellos habían logrado imaginar un mes antes terminar con semejante final feliz.

España no pudo participar en la Eurocopa ya que había caído en un grupo de bastante nivel. El combinado nacional comenzó como posible sede para esta edición, pero finalmente se quedó sin ser anfitriona y sin llegar a participar en el torneo. La fase de clasificación comenzó con victoria frente a Islandia, luego cayó ante Checoslovaquia, y volvió a ganar contra Albania. Francia y Checoslovaquia habían demostrado ser superiores, y España en los partidos claves contra Francia pinchó.

España tuvo que contemplar desde la distancia como la reveleacion danesa se hacía con el título, porque Francia con los goles de Luis Fernández y Jean Pierre Papin, acabó con sus oportunidades en Sevilla, donde ganó por 2-1 y se alejó el sueño europeo a la selección nacional.

Los hombres que en aquella época comandaba Luis Suárez, y que fue sustituido por Vicente Miera para intentar revertir la situación. Poco pudo hacer ya que pincharon el partido decisivo contra los checos y España tuvo que apearse de la Eurocopa. La primera ausencia de la selección en una competición

Como consuelo, ese mismo año acabaron ganando la medalla de oro de fútbol en los Juegos Olímpicos de Barcelona y que supuso una bocanada de aire fresco para olvidar lo ocurrido en la Eurocopa. 

Una de las curiosidades de esta Eurocopa es que fue el primer torneo de fútbol en el que se comenzaon a utilizar los nombres en las camisetas de los futbolitas, un legado que aún sigue vivo en las principales competiciones.

El torneo dejó como máximo goleadores con tres goles cada uno a Henrik Larsen (Dinamarca),Tomas Brolin (Suecia), Dennis Bergkamp (Holanda) y  Karlheinz Riedle (Alemani).

El mejor jugador fue nombrado Peter Shmeichel (Dinamarca), el portero danés fue decisivo en cada partido de su equipos, sobre todo en el pase a la final, deteniendo uno de los penaltis de las semifinales que otorgó el posterior avance hasta la final.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque