Facebook Twitter Youtube
Alemania vence en la final con el primer 'Gol de Oro'

Inglaterra 1996: El fútbol vuelve a casa y gana el de siempre

Escrito por Joaquín Anduro

Miércoles, 08 Junio 2016 09:17
Reportar vídeo Reportar


Aquella afirmación famosa de Gary Lineker después de que Alemania les eliminara en el Mundial de 1990, “el fútbol es un deporte de 11 contra 11 en el que siempre gana Alemania”, retomó validez en la Eurocopa que, precisamente, se disputó en Inglaterra en 1996.

Tres noticias sacudieron la sociedad británica ese mismo año. La primera, la prohibición de la Unión Europea para exportar carne vacuna procedente de Gran Bretaña por la enfermedad conocida como la de las ‘vacas locas’. La segunda, el divorcio a finales de agosto de una de las familias más queridas, el Príncipe Carlos y Lady Di. La tercera fue la clonación del primer mamífero de la historia, la oveja Dolly.

Películas como ‘Independence Day’, ‘Trainspotting’ o ‘Misión Imposible’ y la floreciente industria del videojuego comenzaba a despuntar con títulos como Resident Evil, Crash Bandicoot, Tomb Raider o unas pequeñas criaturas llamadas Pokemon en las nuevas consolas: Nintendo 64 y Game Boy Pocket. Todo en el año en el que se separaron ‘The Ramones’.

En el mundo del deporte, 1996 fue el año de los Chicago Bulls en la vuelta de Michael Jordan a la NBA en una temporada completa. La temporada 95-96 los pupilos de Phil Jackson lograron un récord de victorias que sólo los Warriors de Curry esta temporada han podido superar. En nuestro país, el Atlético de Madrid conseguía un histórico doblete de Liga y Copa del Rey, y los Juegos Olímpicos de Atlanta dejaron 17 medallas para la delegación española, 5 de ellas de oro.

Football is coming home                                                  

La FA había presentado el torneo como una vuelta a los orígenes de este deporte, al ser la primera Eurocopa disputada en suelo británico y el primer gran torneo desde el Mundial de 1966. Por eso, las esperanzas inglesas en volver ganar una cita internacional para acompañar a esa Copa del Mundo de hacía 30 años colocaban a los ‘pross’ entre los grandes favoritos para alzarse con el título.

También ayudaba la dupla ofensiva de la selección inglesa con un Alan Shearer que acabaría máximo goleador del torneo en su mejor momento y un Paul Gascoigne que se olvidaba de sus problemas fuera del campo con el alcohol para volver a mostrar su mejor nivel en el momento preciso que ansiaba todo su país.

Gascoigne era el jugador inglés que había provocado la ‘Gazzamania’ tras su irrupción en el mundo del fútbol siendo uno de los mejores jugadores en el Mundial de 1990, pero también era el futbolista al que le habían encontrado con la equipación y las botas puestas en un bar una hora después de un partido, el que estrelló el autobús de su equipo y el que respondía con eructos a la prensa italiana. Sin embargo, 1996 le llegó en su mejor momento, cuando se había convertido en el ídolo de la afición del Glasgow Rangers.

Además estaban los goles de Shearer. El ariete del Blackburn había llevado al Blackburn a una histórica Premier League el año anterior, y sus 5 goles en la Euro le llevarían a firmar ese verano por el Newcastle, donde también se convertiría en leyenda. Junto a ellos, los Seaman, McManaman, Platt, Adams o Sheringham.

A pesar de todos ellos, Alemania desbancaría a Inglaterra como favorita en la semifinal disputada en Wembley. Southgate falló, como cuatro años antes, el segundo penalti de su carrera y el gol de Moller clasificó a la selección germana para la gran final.

Alemania campeona por tercera vez

Aquel equipo alemán era un conjunto clásico, sin brillo, en el que el orden y el poderío físico primaban sobre una calidad técnica que sólo sobresalía en las botas del capitán Jurgen Klinsmann, uno de los jugadores que permanecían desde el Mundial logrado en Italia 6 años antes. Para muestra, el distintivo al mejor jugador de la Euro 96 recayó en Matthias Sammer, que actuaba como líbero tanto en la selección como en el Borussia Dortmund que ganaría la Champions al año siguiente. El defensa anotó dos goles clave, en el primer partido ante Rusia y el decisivo en la victoria sobre la sorprendente Croacia en cuartos de final.

Sin embargo, el héroe de la selección llegó desde el banquillo. Oliver Bierhoff, un delantero ‘tanque’ a la vieja usanza del Udinese. En el minuto 69 de la final de la República Checa, el ariete sustituyó a Mehmet Scholl para tratar de remontar el gol checo, anotado por Berger, precisamente jugador del Borussia, en un polémico penalti.

Cuatro minutos después ya había marcado su primer gol en el torneo, con un cabezazo que reflejaba fielmente su poderío en el juego aéreo. Así se llegó a una prórroga que contaba con la nueva norma del ‘Gol de Oro’ por primera vez en un torneo internacional. El miedo a que un solitario gol pudiera echar por la borda todo el trabajo del partido provocó que pocos equipos arriesgaran durante las eliminatorias de cuartos y semifinales en las que se llegaron a ver cuatro tandas de penaltis en 6 partidos.

Bierhoff recibió el balón en la frontal del área en el minuto 5 de esa prórroga de la final y, después de lanzar un disparo con escaso peligro a la media vuelta, vio cómo su disparo rebotaba en un futbolista checo y se le escurría de las manos al meta Kouba, ex del Dépor para colarse en la red y certificar la tercera Eurocopa de Alemania en su historia.

Klinsmann recibió la Eurocopa de manos de la Reina Isabel de Inglaterra para delirio de una sociedad alemana ya plenamente reunificada cuatro años después de la caída del Muro con un jugador nacido en la parte oriental como mejor jugador del torneo.

Los que sufrieron el primer gol de oro en un torneo de selecciones fueron los checos, con una joven selección que participaban por primera vez en un torneo como nación independiente, separados de Checoslovaquia. Berger, Poborsky o un Nedved que comenzaría su andadura en Italia ese mismo verano después de llevar a su selección a la primera final desde 1976, cuando aún formaban un mismo país junto a los eslovacos.

La República Checa eliminó por el camino a varias selecciones potentes como la Italia subcampeona del mundo en la primera fase, Portugal en cuartos con un golazo de Poborsky en Anfield o el germen de la Francia campeona del Mundo dos años después en la semifinal disputada en Old Trafford.

Zidane, Djorkaeff, Deschamps, Thuram o Dessailly rozaron el alcanzar su primer éxito en esta Eurocopa, tomada como preparación para el Mundial que organizarían en 1998 y a la que llegaron con polémica tras la no convocatoria de sus dos estrellas, Cantona y Ginola. Francia se encontró en la primera fase con España, una selección que sumó en este torneo un nuevo capítulo en la ‘maldición de los cuartos de final’.


Todos Los Goles de la Eurocopa Inglaterra 1996... por Jwasc92Futbol

España cae de nuevo en cuartos

Llegaba la ‘furia española’ a una nueva cita internacional con el recuerdo de la gran actuación en el Mundial de Estados Unidos dos años antes, donde sólo Italia, polémica incluida, apeó a los de Clemente en esa barrera de los cuartos de final.

Los 22 convocados por el técnico de Barakaldo para la cita inglesa, con un joven Raúl ya llamando a las puertas de la absoluta, fueron:

-Porteros: Zubizarreta (Valencia), Cañizares (Real Madrid), Molina (Atlético).

-Defensas: Juanma López (Atlético), Alkorta, Hierro (Real Madrid), Belsúe (Zaragoza), Abelardo, Sergi, Nadal (Barcelona), Otero (Valencia), Donato (Deportivo).

-Centrocampistas: Amor (Barcelona), Julen Guerrero (Athletic), Caminero (Atlético), Amavisca, Luis Enrique (Real Madrid).

-Delanteros: Pizzi (Tenerife), Kiko Narváez (Atlético), Manjarín (Deportivo), Alfonso Pérez (Betis), Julio Salinas (Sporting).

La selección española llegó a la cita después de una fase de clasificación en la que acabaron invictos dejando por el camino a Bélgica y mandando a la repesca a Dinamarca, la vigente campeona del torneo después de su sorpresiva victoria cuatro años antes.

El sorteo deparó un complicado grupo junto con Francia, una de las selecciones más potentes del momento y dos de las sorpresas del Mundial del 94 con viejos conocidos de la Liga como estrellas, la Rumanía de Hagi y la Bulgaria de Stoichkov.

El estadio Elland Road de Leeds vivió los tres partidos de España en la primera fase. Los dos primeros finalizaron con empate a uno, frente a Bulgaria con gol de rebote de Alfonso y ante Francia con una postrera diana de Caminero. De modo que los de Clemente estaban obligados a vencer a Rumanía en el partido definitivo si no querían volver de las islas británicas antes de tiempo.

Manjarín adelantó pronto a la selección española y el delantero del Espanyol Florin Raducioiu empataba antes de cumplirse la media hora de partido. España se veía ya eliminada de la cita hasta que Guillermo Amor se lanchó en plancha en el minuto 84 para clasificar a España a los cuartos de final donde esperaba la anfitriona, Inglaterra.

Después de un partido ramplón en el que sólo destacaron un par de ocasiones de Manjarín y Shearer llegó la tanda de penaltis. Los ingleses consiguieron la victoria en la única tanda que han ganado en su historia después de siete disputadas hasta la fecha. Hierro lanzó el primer disparo al larguero y David Seaman, con su estrafalaria equipación detuvo el disparo de Miguel Ángel Nadal para dejar a España fuera de la Eurocopa.

Seis selecciones debutaron en la Euro disputada en 1996 en Inglaterra. Además de la subcampeona República Checa, jugaron Croacia y Rusia, por primera vez separadas de Yugoslavia y la Unión Soviética respectivamente, Suiza, Turquía y Bulgaria. Portugal volvía 12 años después para jugar su cuarto torneo internacional con los jóvenes de la ‘generación de oro’ que consiguieron la victoria en los Mundiales sub 20 de 1989 y 1991, con Figo y Rui Costa a la cabeza.

Muchas selecciones y muchas estrellas para conseguir el mismo resultado de siempre: que Alemania gane.

Alemania Campeona de la Eurocopa

Klinsmann recibe el trofeo de las manos de Isabel II. La selección germana conseguía su tercera Euro en la primera disputada en Inglaterra.

CLICK PARA COMENTAR
Noticias Recomendadas

 

 
El Desmarque